Entender es informarse Entender es informarse

Por una columna y un cuadro

El CEO de Generación Zoe, Leonardo Cositorto, fue detenido en una playa de República Dominicana.

El País 05/04/2022
5A245103-65A3-4590-86D8-D258471123A6

Como nunca dejó de realizar charlas virtuales, cayó por “dos objetos que permitieron dar con su ubicación exacta: una columna de tipo “griega” que dividía un ambiente de otro y aparecía a su izquierda en los vivos y un cuadro que mostraba un sendero en la playa hacia el mar”. 

La trama de la caída del cerebro de la estafa piramidal más grande de la historia.

En enero, cuando la Comisión Nacional de Valores advirtió a Generación Zoe y a su unidad educativa, Universidad del Trading, que cesaran sus actividades, Cositorto se fue de la Argentina. Desde entonces estuvo de gira: Uruguay, México, Colombia. Para mediados de febrero, cuando se emitió el pedido de captura internacional e Interpol lo buscaba, a Cositorto le “perdieron el rastro”. Cada vez que dio una entrevista -y fueron varias- evitaba precisar su ubicación exacta. 

La semana pasada ya estaba en Dominicana. Había alquilado, vía Airbnb -y no con su nombre- una casa y desde la piscina envió un video a su equipo. Allí vivió un mes hasta que se mudó a un departamento ubicado en un apart en la playa donde lo detuvieron, Juan Dolio. Dejó  las migas para que lo encontraran.

Pero hubo dos objetos que permitieron dar con su ubicación exacta: una columna de tipo “griega” que dividía un ambiente de otro y aparecía a su izquierda en los vivos y un cuadro que mostraba un sendero en la playa hacia el mar.

La versión oficial de cómo dieron con Cositorto la dio Juliana Companys, fiscal de Villa María, Córdoba, impulsora de la investigación y las detenciones, que ya son 23 en el marco de la Causa Zoe: “Luego de un arduo trabajo realizado por Interpol argentina en conjunto con Interpol de República Dominicana, hemos dado con el paradero de Leonardo Cositorto contra quien pesaba un pedido de detención por asociación ilícita y estafas reiteradas”.

¿Cómo hizo Cositorto para trasladarse de un país a otro con una orden de captura internacional encima? ¿Por qué pudo seguir promoviendo de manera virtual un “emprendimiento” que está siendo investigado por la Justicia?

Por lo pronto, la fiscal Companys trabaja con Cancillería para extraditar a Cositorto a la Argentina que, al llegar, será alojado en un penal de Córdoba. 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter