El mundo en un sólo lugar El mundo en un sólo lugar

La tregua se llama Batakis

El País 04/07/2022
9D4DE800-CA17-461A-B8FC-0E2C1B6BFB58

Como sabés, el sábado a las 17:47, Martín Guzmán se tomó su pequeña revancha ante lo que entendió como ataques de Cristina Kirchner que le hicieron imposible continuar con el sueño de su vida y ante la inanición política a la que lo condenó el indeciso Alberto Fernández. Así, renunció mientras la primera metía presión como nunca en Ensenada y el segundo seguía sin tomarse en serio sus advertencias. Al irse, desató la mayor crisis política y económica que haya enfrentado el Frente de Todos en lo que lleva de gestión.

Después de amargarse con el empate que Talleres le clavó sobre la hora a Tigre y de asistir a un cumpleaños familiar, Sergio Massa decidió atender los llamados angustiosos del Presidente y ponerse, como le gusta, en el centro de la escena. Fue, vino, escuchó la oferta de hacerse cargo de la jefatura de Gabinete y –como suele hacer– sobrevendió lo que tenía para ofrecer. Pidió mucho: la jefatura, el Palacio de Hacienda y todos los resortes de poder. Una presidencia en miniatura dentro de la presidencia de Fernández, el revulsivo que necesitaba –¿necesita?– para torcer desde la acción una imagen que, pese a sus esfuerzos, no termina de despegar y que limita fatalmente su sueño presidencial.

Su figura pareció clave a lo largo de todo el domingo, pero, súbitamente, se apagó a la noche.

Haciendo uso de su autoridad moral, Estela de Carlotto puso en línea a un Presidente que no quería llamar a la vice y a una vice que no quería atender al Presidente: la patria está primero, les recordó a dos que no estaban actuando a la altura de sus responsabilidades. Lo de la abuela de todos fue performativo: habló y la comunicación se produjo. Con un precario acuerdo de convivencia conseguido velozmente a pesar del tono duro, Silvina Batakis se convirtió en la prenda de paz que hasta entonces no habían encontrado. ¿Alivio?.

Los operadores financieros del exterior se estará y consultando quién es la "Griega" Batakis y parte de lo que encuentren no va a gustarles..

Al stalkearla, esos actores curiosos encontrarán sus selfies con Cristina, su admiración por Fidel Castro y su fanatismo por Boca Juniors. Si le darán el beneficio de la duda, será por poco tiempo.

El posteo fijado en su cuenta de Twitter dice bastante sobre Batakis. Que es capaz de levantarse temprano en la previa de la Navidad y que, al menos, desde el 24 de diciembre de 2019 sostiene como carta de presentación su aversión a la pobreza y la convicción de que no se la combate con mercado irrestricto, sino con intervención estatal.

Batakis es, ante todo, una mujer valiente que se hace cargo de un hierro caliente que varios hombres curtidos rechazaron no solo este domingo, sino desde hace semanas y meses, en las que el jefe de Estado alternaba su apoyo público a Guzmán con ofertas a economistas como Roberto Lavagna y Emmanuel Álvarez Agis.

La crisis encontró a Batakis en el centro de todas las encrucijadas. Ante todo, es una peronista. Además, en su momento fue incondicional de Scioli, quien se apuró en saludar su ascenso para instalarlo como un activo propio. En tanto, hasta ahora secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, se hizo cercana a Eduardo "Wado" de Pedro y, por ende, bendecible tanto por por el cristinismo como por los gobernadores. Y alguien que, en su independencia relativa, resultó aceptable para Fernández. Fue, al cabo, una prenda de paz entre el Presidente y la vice. “Batakis, la solución salomónika”.
 
La rueda cambiaria de este lunes le brinda una ventaja y una desventaja. Entre lo primero, se destaca que, en tanto Independence Day, hoy no habrá mercado financiero en Estados Unidos y, con ello, cotizaciones de títulos públicos ni de ADR –acciones– argentinas, dólar "contado con liquidación" –CCL o "fuga"– ni riesgo país. La segunda es que su nombramiento a última hora del domingo deshizo las especulaciones sobre un feriado cambiario, lo que habrá que sí haya bolsa, dólar blue y dólar MEP. La operatoria de este último es equivalente a la del CCL –un tipo de cambio que surge de la compra y venta de títulos en pesos y en dólares– pero, a diferencia de aquel, se desarrolla totalmente en la plaza local. El más que relativo indicador de las cotizaciones que surgían esta madrugada del mercado cripto hacían presagiar un empinamiento mayor de los dólares paralelos. Se verá en minutos.

Ante eso, vale repasar los números del kilómetro cero de Batakis:

E0B5BDBB-637E-4A21-B7DC-47FD861C7F0D

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter