Entender es informarse Entender es informarse

De Resistencia a Ushuaia

El País 08/05/2022
93CA1563-35C1-4001-871F-609FA5B3E9E7

Como para escenificar la distancia, cuando ella fue a Resistencia, él eligió Ushuaia: miles de kilómetros, de punta a punta.

Alberto inicia esta semana visitas programada a España y Alemania y, si la agenda lo admite, también a Francia. Aquí durante esos días se anunciará el dato de inflación de abril.

Cristina dice que Alberto ocupa ese lugar, pero que no lo ejerce contra quienes debería y lo coloca frente a dos caminos: la obediencia o la ruptura. 

Cristina, como Macri, no son solo resultados del sistema político. Representan una parte de la sociedad, los más pobres y las capas medias progresistas y las capas medias y los sectores productivos.

Formaron una suerte de sistema que en la oposición bloquean al otro. 

En tiempos de la palabra “casta” quizás un político deberá atreverse. Alberto podría hacer de su mandato corto su última fuerza. Estar a la altura de lo que la sociedad pide y no de lo que un círculo político espera.

Porque el momento de ser líder en las buenas quedó atrás, el tiempo del presidente y profesor universitario de las conferencias de prensa en pandemia.  El enamoramiento con la cuarentena, la ausencia de un gesto de demagogia política (bajarle sueldos a algo de la burocracia cuando la cuarentena no hizo más que subrayar quiénes viven del Estado y quiénes no), el vacunatorio vip y el cumpleaños de Fabiola, el amarreteo de un IFE más y un paulatino cierre político sobre sí mismo sin proyectar liderazgo. Esconder el poder, más que proyectarlo.

Mientras, la sociedad parece al menos mínimamente ordenada no solo por la asistencia social sino también por la recuperación económica con altísima inflación, un escenario sin crisis de empleo, donde la guita no alcanza, donde el trabajo no te salva de ser pobre. Una rueda económica que gira y mantiene a la sociedad, cada vez más rota, pero en movimiento. Pero afuera del peronismo se hacen un picnic. El Frente de Todos nacido para transformar el país, se agota discutiéndose a sí mismo. 

¿Dónde está el poder hoy? Cristina actúa con la certeza de que hay más poder en el llano que en el Estado. ¿Cristina podría habilitar una negociación decorosa con Alberto. El presidente insiste en no responder a lo obvio, a lo evidente, dando discursos de unidad nacidos. Como si se pudiera omitir lo que todos vemos: que el rey está desnudo.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter