Los osos polares al límite: pierden hasta un kilo al día durante el deshielo

Sociedad 19 de febrero de 2024
IMG_0057

Los osos polares del Ártico corren el riesgo de morir de hambre a medida que continúa creciendo el período sin hielo. Durante décadas, han sido un símbolo discutido de la crisis climática, porque algunas poblaciones permanecen estables y parecen adaptarse a la retirada de hielo en su hábitat.

Pero un nuevo trabajo liderado por el biólogo Anthony Pagano, de la Universidad del Estado de Washington (WSU), muestra que este aumento del tiempo que pasan en tierra firme pone su resistencia al límite y corren peligro.

El nuevo estudio publicado en Nature Communications ha descubierto que estos animales están perdiendo peso a un ritmo alarmante debido a la escasez de alimento en tierra firme, producto del derretimiento del hielo marino en el Ártico. La investigación, realizada en la Bahía de Hudson, analizó el comportamiento y los hábitos alimentarios de 20 osos polares. En esta región, el período sin hielo aumentó en tres semanas entre 1979 y 2015, lo que mantuvo a los osos en tierra durante aproximadamente 130 días de media en la última década.

19 de ellos perdieron alrededor de 21 kilogramos en solo tres semanas, lo que equivale a 1 kg por día.

La causa principal de esta dramática pérdida de peso es la falta de acceso a su principal fuente de alimento: las focas. El derretimiento del hielo marino obliga a los osos polares a pasar más tiempo en tierra firme, donde las opciones de alimentación son limitadas y menos nutritivas.

Para sobrevivir, algunos osos polares recurren a estrategias como la hibernación o la búsqueda de alimento alternativo como frutas y aves. Sin embargo, el estudio encontró que estas estrategias no son suficientes para compensar la falta de calorías. De hecho, solo un oso del grupo estudiado logró aumentar de peso al encontrar un cadáver en tierra firme.

Las consecuencias de la pérdida de peso son devastadoras para la salud de los osos polares, especialmente para las hembras y los cachorros. Los animales con déficit calórico pueden tener dificultades para reproducirse, lo que pone en riesgo la supervivencia de la especie a largo plazo.

“Dado el hecho de que los osos polares tienen que pasar cada vez más tiempo en tierra debido al cambio climático, queríamos medir su comportamiento y su dieta, además del gasto de energía y los cambios en su masa corporal, para evaluar cuánta comida en tierra podrían obtener y si les beneficiaba o no”, explica Pagano. “Nuestros resultados destacan el hecho de que la comida en tierra para la mayoría de las poblaciones no va a ser suficiente”.

Lo que han visto es que casi todos perdieron peso rápidamente, independientemente de si salían a buscar comida o se quedaban descansando: en promedio, los animales perdieron alrededor de 1 kg. por día.

“Lo que sabemos es que estas poblaciones de osos polares ya han caído un 30% y lo que esperamos es que sigan cayendo en el futuro”, concluye Pagano. “Ningún modelo dice que se extinguirán por completo, pero muchos dicen que se verán muy mermados para finales de este siglo”.

Te puede interesar
Lo más visto
image

El River-Boca de Córdoba

Deportes Hoy

El gran circo mundial estuvo a flor de piel en un Kempes que reventó. Ganó el xeneize y el turismo. Hubo 46 aviones que llegaron el domingo a la mañana.