El mundo en un sólo lugar El mundo en un sólo lugar

Organizaciones y gremios se plantan contra el programa de Batakis

Sociedad 13/07/2022
11111

Sin luna de miel, la ministra de Economía, Silvina Batakis, enfrenta los primeros cuestionamientos en el Frente de Todos. Por ahora, no provienen de la política. El kirchnerismo espera, aún, para dar su mirada sobre la funcionaria, pero el sindicalismo y de las organizaciones sociales afines al espacio no: "El pueblo no tiene más tiempo".

"(Una semana) no es poco tiempo. El pueblo no tiene más tiempo, y mucho menos para escuchar a la nueva ministra (Batakis) decir que está todo bien con el FMI. (Kristalina) Georgieva dijo que hay que tomar acciones dolorosas. Nuestra ministra tiene que salir a decir: 'yo no voy a hacer sufrir a mi pueblo'. La ministra no puede decir: 'está todo bien'". Con estas declaraciones, Juan Grabois arremetió contra la flamante titular del Palacio de Hacienda, quien este lunes realizó los primeros anuncios en materia económica.

Los anuncios de mayores controles en el gasto público y la ratificación del programa pactado con el Fondo Monetario Internacional sepultaron cualquier tipo de expectativa de "medidas para los sectores populares", tal como plantean desde el sindicalismo y las organizaciones.

53c6fca7-a3ee-4bdf-906f-10b09e8d500c_16-9-discover-aspect-ratio_default_0Los anuncios de Batakis: dólar, inflación, equilibrio fiscal, tarifas y metas del FMI

"No entienden el nivel de crisis social que existe en la Argentina, porque el pueblo se la viene bancando, pero eso no va a durar mucho", advirtió el referente del Frente Patria Grande, parte -por ahora- de la coalición gobernante. "Este nivel de equilibrio, donde siempre pierden los mismos, no va a durar mucho", agregó, en declaraciones a C5N.

"¿Va a haber quilombo (sic)?", le preguntó el periodista Pablo Duggan, a lo que el dirigente social respondió: "No te quepa la menor duda". "El problema no es lo que dijo la ministra, es lo que no dijo. ¿No hay anuncios para los sectores populares? ¿Cuánto tiempo podemos decirle al pueblo: 'Aguanta que ya viene'? Esto así no se aguanta", avisó.


Primeras movilizaciones y el desafío de mantener el equilibrio

Este jueves, las organizaciones nucleadas en Unidad Piquetera (UP) volverán a movilizarse para reclamar "planes sociales, bolsones de alimentos y una asistencia económica para las familias de desocupados". Piden, además, una reunión con la ministra Batakis. "Es un ajuste brutal", denunció Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero.

Ya sin Martín Guzmán, los sectores sociales intensifican sus reclamos. Y surge un dato novedoso: Belliboni se alía con Grabois. Mañana, el MTE (Movimiento de Trabajadores Excluidos) y la organización que trabaja en el reciclado hacen asamblea en varios puntos, me invitaron a la de hall central de Constitución a las 12:30.Tengo grandes diferencias con Juan, pero hay que unir a los trabajadores para luchar contra el ajuste. Voy a estar", anunció anoche Belliboni. ¿Cómo podría repercutir esto en las calles? Un dato: estuvieron juntos durante el acampe de 48 horas que se desarrolló a fines de marzo sobre la Avenida 9 de Julio.

Los estatales están en estado de alerta. Batakis anunció fuertes controles en el gasto público y el congelamiento en el ingreso de personal al Estado. "Queremos saber qué es lo que van a hacer. A priori, no cayó bien en ningún sector del trabajo", dijo Daniel Catalano, líder de la Asociación de Trabajadores de Estado.

Sobrevuela toda esta discusión el reclamo por el salario básico universal, que el Gobierno descartó, dado el impacto que tendría sobre las cuentas públicas.

Las centrales obreras también presionan. En el marco de una marcha hacia el Ministerio de Trabajo, Pablo Moyano, integrante del triunvirato que dirige la CGT, pidió que la ministra le hable al pueblo antes que a los mercados. "Primero está nuestra gente, que la está pasando muy mal". Y si bien ratificó su apoyo al Gobierno, dejó una advertencia en torno al principal reclamo de los sindicatos: "No le encuentran la vuelta a la inflación. Si no se baja la inflación, por más medidas que se tomen...". La CTA va en la misma línea. Con el agregado de que allí está Hugo Yasky, diputado del Frente de Todos. Vale recordar su presencia en el acto de hace algunas semanas en Avellaneda, que tuvo como principal oradora a Cristina Kirchner, a la derecha de la vicepresidenta. ¿Otros tiempos? Guzmán todavía era ministro y la ex presidenta criticaba el rumbo económico.

El mes que viene podría haber una "gran movilización contra los generadores de precios". Otro llamado de atención para el Gobierno, cuando estimaciones privadas ya hablan de un piso del 7% de inflación para el mes de julio y elevan sus proyecciones a niveles cercanos al 80% para todo 2022.

La Casa Rosada ratificó el plan económico. Con una postura más firme, incluso, al menos desde lo discursivo, que la que exhibía cuando estaba Guzmán. Los ministros que responden al Presidente salieron a respaldar a Batakis. Por ahora, el kirchnerismo se mantiene en silencio. No critica, como sucedía con el ex ministro; tampoco envía señales de apoyo. Pero sectores cercanos al espacio prometen combatir.

¿Se puede mantener el equilibrio? ¿Puede el Gobierno evitar un "quilombo" -como planteó Grabois- en las calles y, al mismo tiempo, cumplir con el programa ratificado por el propio Alberto Fernández? Hoy protesta el campo, con reclamos que, a priori, lucen antitéticos. Mientras, el Ejecutivo rechaza nuevas altas en planes sociales y descarta la aplicación de un salario básico universal.

Ya se sabe lo que sucede frente a la incertidumbre: riesgo país por encima de los 2.500 puntos básicos y un dólar sin freno. Los sectores sociales también prometen "correr": "¿Están preocupados por los mercados? Preocúpense por la gente también. Vamos a ver a quién hay que calmar. El Gobierno dice: '¿Yo hago lo que me digan los sectores de poder porque si no hay una corrida?' Bueno, nosotros también vamos a correr", dijo anoche Grabois.

¿Qué se puede esperar, entonces, para las próximas semanas? Grabois, que ya pone en duda su continuidad en el frente oficialista, quizá, haya dado alguna pista: "Se acabó el tiempo de seguir llevando propuestas, ahora viene la protesta. No quiero hablar con nadie que no tome una medida a favor del pueblo".

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter