El mundo en un sólo lugar El mundo en un sólo lugar

Las pastillas abortivas cobran protagonismo en EE. UU

Sociedad 28/06/2022
C318F38A-D72A-4244-B838-010ABC668F35

En las horas posteriores a que la Corte Suprema emitiera su decisión de anular el derecho legal al aborto en Estados Unidos, casi 100 solicitudes de citas llegaron a Just the Pill, una organización sin fines de lucro que ayuda a las pacientes a conseguir pastillas abortivas en varios estados.

Eran más o menos el cuádruple de la cantidad normal de citas diarias para esta organización, y muchas eran de pacientes de Texas y de otros estados que suspendieron los abortos.

Como consecuencia de la revocación del fallo de Roe contra Wade, se recurre cada vez más a las pastillas abortivas, que se han usado en más de la mitad de los abortos recientes en Estados Unidos. Las píldoras probablemente se vuelvan el epicentro de las batallas jurídicas que se anticipan conforme aproximadamente la mitad de los estados prohíben el aborto y otros toman medidas para facilitar el acceso a ellas. 

Este método, conocido como terminación del embarazo con medicamentos, está autorizado por la Administración de Medicamentos y Alimentos, FDA, para emplearse durante las primeras 10 semanas de embarazo. Consiste en tomar dos fármacos distintos con una diferencia de 24 a 48 horas a fin de detener la evolución del embarazo y provocar contracciones parecidas a las de un aborto espontáneo para expulsar el feto; se trata de un procedimiento que casi siempre produce un sangrado parecido al de una menstruación abundante.

La interrupción del embarazo con medicamentos se volvió legal en Estados Unidos en el año 2000, cuando la FDA aprobó la mifepristona. La agencia impuso estrictas restricciones al fármaco, muchas de las cuales siguen vigentes. Pero el acceso a este método aumentó en 2016, cuando la FDA amplió el periodo dentro del cual se podía tomar el medicamento: de las siete a las 10 semanas del embarazo.

Los grupos que están en contra de la interrupción del embarazo están tratando de contrarrestar el aumento del interés en los abortos con medicamentos al definirlos de inseguros y calificarlos como “abortos químicos”. Hay muchas cosas que no se saben acerca de cómo los estados que prohíben todos o la mayoría de los tipos de interrupción del embarazo tratarán de aplicar sus leyes en los casos de abortos con medicamentos. Pero mientras el gobierno de Joe Biden se apresuraba a reaccionar al fallo de la corte, dos miembros del gabinete emitieron de inmediato comunicados que prometían proteger el derecho a tomar fármacos que contaban con aprobación del gobierno federal.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter