El mundo en un sólo lugar El mundo en un sólo lugar

Con el país en duelo, la Asociación Nacional del Rifle celebra su reunión anual en Texas

Sociedad 27/05/2022
AC52E2B2-72B9-4433-8D15-1E921DA0C241

Los videos publicados en las redes sociales, aparentemente grabados fuera de la escuela durante el tiroteo, muestran que las fuerzas de seguridad se enfrentaron con algunos padres que se encontraban en el lugar de los hechos.

Cuando el mundo mira hacia Estados Unidos ve una tierra de excepciones: una democracia de eficacia probada, aunque ruidosa y por ejemplo un exportador de música y películas que todos admiramos

Sin embargo, hay una peculiaridad que desconcierta a los seguidores y críticos por igual: ¿por qué suceden tantos tiroteos masivos? La única variable que puede explicar el alto índice de tiroteos masivos en es la cantidad estratosférica de armas. Estados Unidos es uno de los tres países, junto con México y Guatemala, que empieza con una hipótesis opuesta a la mayoría: que la gente tiene un derecho inherente a poseer armas de fuego.

A la maestra Irma Garcia la hallaron sin vida abrazando a sus alumnos de cuarto grado. Garcia es una de las 21 personas que perdieron la vida a manos de un hombre armado que entró a la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas, y disparó.

Su colega Eva Mireles también murió ese día, así como 19 niños y niñas. Algunos se llamaban Alexandria, Amerie Jo, Annabelle, Eliahna, Ellie, Jackie, Jayce, Jose, Jailah, Layla, Lexi, Makenna, Nevaeh, Rojelio, Tess, Uziyah y Xavier. Algunos habían recibido su diploma del cuadro de honor ese mismo día. Todos se preparaban para sus vacaciones de verano.

9C235E98-1B04-4400-AE78-90CF3EE45394

El del martes fue el tiroteo masivo más mortífero registrado en Estados Unidos en lo que va del año. Hasta ahora, según la organización sin fines de lucro The Gun Violence Archive, en el país ha habido más de 213 tiroteos y en 10 de ellos la cifra de víctimas mortales ha sido de cuatro personas o más.En Uvalde, una comunidad rural y mayoritariamente hispana donde prácticamente todos se conocen y muchos están emparentados, reparar la fractura va a ser muy difícil.

Mientras ellos viven el duelo, a 450 kilómetros de ahí, en Houston, arranca hoy la reunión anual de la Asociación Nacional del Rifle, un poderoso grupo de interés.

Se esperaba que acudieran al evento el expresidente Donald Trump y el senador Ted Cruz. Después de la tragedia, Cruz propuso poner guardias armados en las escuelas.

Sin embargo, según distintos analistas, más armas no parecen ser la solución. Varios estudios indican que “el índice de propiedad de armas de un país se correlaciona con las probabilidades de que suceda un tiroteo masivo”.

No hay forma de estar todos seguros ni de eliminar completamente el riesgo de que estas tragedias se repitan. Como advierte Max Fisher en una columna reciente, “cada tiroteo masivo es un evento aislado, motivado por factores únicos, como la ideología o las circunstancias personales del atacante”.
Sin embargo, explica que es posible reducir el riesgo y prevenir las masacres.

Australia, Canadá, Noruega, Nueva Zelanda y el Reino Unido, por ejemplo, contaban con una arraigada cultura de tenencia de armas pero modificaron sus leyes después de sufrir tiroteos similares y sus estadísticas de violencia ahora son mucho menores.

¿Es posible exportar estas experiencias al panorama estadounidense? La pregunta es urgente.
.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter