Entender es informarse Entender es informarse

El gobierno en default político

No todo está perdido en la Argentina, pero la foto, que es de ayer, es una postal del momento que atraviesa el país.

El País 16/03/2022
A6009F64-FD75-4469-8868-A632D84180B5

Una nota de The Economist explica que el gasto en alimentos va a volar por los aires en todo el mundo.

En Latinoamérica gastamos el 13% del ingreso promedio en alimentos y se estima que ese gasto va a llegar al 20%. En Argentina, los precios siguen subiendo, no importa cuándo leas esto.

En febrero, la inflación relevada por el INDEC tuvo un alza general de 4,7% y encendió todas las alarmas. El rubro que mostró la suba más importante fue nuevamente el de alimentos y bebidas no alcohólicas, que trepó 7,5 puntos porcentuales alcanzando un valor histórico sólo comparable con la hiperinflación de 1991. El antecedente asusta.

El Gobierno atribuye esta peligrosa suba al comportamiento de los precios internacionales de los alimentos por la guerra entre Rusia y Ucrania, dos grandes proveedores de materias primas. Sin embargo, el conflicto armado comenzó el 24 de febrero, por lo que la mayor incidencia en la economía recién se verá a partir de marzo.

Los hechos que más influyeron en este incremento de la inflación fueron la fuerte emisión monetaria del último cuatrimestre de 2021, la remarcación preventiva de los formadores de precios ante las subas de luz y gas, el mayor ritmo de depreciación del peso oficial, la salida del congelamiento electoral de precios y la debilidad del ministro de Economía.

A todo eso, ahora, es cierto se suma el recrudecimiento del conflicto bélico en Europa y el alza promedio de 10,5% en los combustibles anunciados el domingo pasado, que por su incidencia sobre el transporte y la energía ya pone un piso a la inflación de marzo de 2,2 puntos porcentuales, Estamos mal y todo indica que estaremos peor.

Horas antes de que el INDEC hiciera públicos los números del mes, el presidente Alberto Fernández aprovechó su discurso en la reinauguración de la estación Tortuguitas del ferrocarril Belgrano Norte para anunciar que el viernes “arranca otra guerra, la guerra contra la inflación en Argentina”. La desafortunada frase habilitó una lluvia de ironías en Twitter que fue capitalizada por el candidato menos esperado para la humorada: el ex ministro de Economía de la Alianza Ricardo López Murphy le preguntó más o menos a qué hora. Lo que está claro es que la “guerra” que anticipa el presidente no puede camuflarse con tapas de revista como en otras épocas. Estamos perdiendo y se siente en el bolsillo.

Pero tan inequitativa es la inflación en alimentos que quien más pierde es quien menos tiene. Los precios en los barrios populares, solo en el mes de febrero, subieron 9,8%. Los datos salen de un relevamiento del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana en 650 comercios de cercanía ubicados en 20 distritos del conurbano bonaerense y se explican, una vez más, por la ineficiencia del gobierno para controlar el rubro más sensible de todos.

Los habitantes de los barrios más vulnerados tienen menos acceso a los programas de precios cuidados ya que por lo general estos quedan circunscriptos a grandes supermercados sin presencia en esas zonas. ¿Y ahora? Comercio Interior intimó a exportadores de carne a cumplir con provisión del plan Cortes Cuidados. La medida se tomó luego de que el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentina (ABC) anunciara a diversas cadenas de supermercado un “inminente cese” en la provisión de los cortes que integran el programa. 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter