“Soy loco pero no soy boludo”: Milei, entre palos a la política y frases narcisistas

El País 20 de febrero de 2024
IMG_0097

El Presidente viajó a Corrientes y se mostró con el gobernador Valdés en medio de la tensión con los mandatarios provinciales. Ofreció una conferencia libertaria para una fundación. Una visita fugaz.

Milei intentó ocultar su cansancio en su intervención de casi una hora hablándole pausado a un millar de personas. Sentado y micrófono en mano, no le impidió desplegar en su repertorio fogonazos polémicos y frases filosas contra “la casta”.

“Los políticos parten del supuesto de que la gente los ama; yo, de que la gente los odia y que les parecen una mierda”, soltó sin titubear en un momento el Presidente. “El Congreso es un nido de ratas”, acusó en otro pasaje. “Los políticos no son ágiles, son soretes”, disparó.

Milei llegó a Corrientes en un avión oficial. Fue Valdés, de extracción radical, el que tuvo el gesto de compartir en las redes sociales una foto suya recibiéndolo en la pista de aterrizaje.

“Cuando arranqué era demasiado rojo, hoy no lo podría soportar”, dijo Milei al comienzo de su entrevista con el director de la fundación libertaria. “Vendí el producto y me hice presidente”, remató.

Milei tampoco tuvo vergüenza en compararse con Lionel Messi. “Los partidos los gana Messi”, aseveró al intentar contrarrestar las críticas hacia su gobierno. “No hay nada más cobarde que quedarse afuera y tirar piedras. Meterse en este barro no es gratis. Se han dicho cosas aberrantes de mí, de mi hermana, de mi familia”, afirmó.

Hizo un repaso por la construcción política de La Libertad Avanza desde su candidatura a diputado nacional en 2021 y tomó de punto a Ricardo López Murphy con quien disputó entonces al electorado liberal de la Capital Federal. Lo acusó de ser “un anabólico de Larreta” y lo tildó de “traidor” por su voto en contra en algunos incisos de la ley Bases siendo parte hoy de la bancada de Hacemos Coalición Federal, que conduce Miguel Pichetto. “Se disfrazó de liberal pero es una verdadera basura. El que traiciona una vez, traiciona siempre”, apuntó. 

El rencor del Presidente con los legisladores opositores dejan entrever que no tendrá una tarea fácil si quiere construir nuevas mayorías en el Congreso para avanzar con distintas leyes para recuperar los capítulos de la ley ómnibus caídos. Por caso, Milei elogió el rol de Martín Menem, jefe de Diputados.

Esta vez el Presidente evitó mencionar a Lali Espósito, a quien atacó en reiteradas oportunidades la semana pasada, pero sí hizo referencia a que tuvo “una discusión con una artista popular”. Enmarcó la polémica en su “batalla cultural”: “Si yo me pongo a hablar de Gramsci es un bodrio”, se justificó. “La batalla es cultural y es política. Si el político usa artistas para venderles pescado podrido, le están lavando el cerebro, lo mismo que hace la educación pública y los medios de comunicación”, afirmó. 

Milei incluso polemizó con la UCA, que detalló en un informe durante el fin de semana que la pobreza ya alcanza a 57% de la población. Dijo que fue “un número dibujado”. Y defendió su política de déficit cero que consiguió de la mano del brutal ajuste de Luis Caputo al frente de Economía. “El único que tuvo las pelotas para hacerlo fui yo”, autoelogió sus medidas de fuerte desregulación de la economía. Y coronó su intervención con una frase de puro narcisismo mileísta: “Soy orgullosamente anarcocapitalista. Soy loco pero no soy boludo, no como vidrio”.

Te puede interesar
Lo más visto
image

El River-Boca de Córdoba

Deportes Hoy

El gran circo mundial estuvo a flor de piel en un Kempes que reventó. Ganó el xeneize y el turismo. Hubo 46 aviones que llegaron el domingo a la mañana.