El mundo en un sólo lugar El mundo en un sólo lugar

Lago Escondido

Revelan chat entre jueces, funcionarios y empresarios de medios donde planean ocultar detalles de un viaje a Bariloche. Se trata de la filtración de dos supuestos grupos de Telegram donde los involucrados buscarían la forma de justificar la financiación de un viaje al que habrían sido invitados por el medio Clarín.

El País 05/12/2022
7C886EB6-C18B-4371-993C-0439BBB1BFB5

¿No les resulta tranquilizador ver cómo algunos jueces federales falsean pruebas?

Un grupo de jueces federales, empresarios del Grupo Clarín y funcionarios habrían acordado mentir sobre la naturaleza de un encuentro que mantuvieron en Lago Escondido, Río Negro, según unos supuestos mensajes filtrados que figuran en el sitio patagonianfacts.com. El material fue publicado por Horacio Verbitsky en El Cohete a la Luna y también por otros medios.

En los chats y los mensajes de audio se muestra como los jueces Carlos Mahiques y Julián Ercolini descalifican a los periodistas que los intentan contactar para cubrir su viaje a Lago Escondido. También aparece el ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D'Alessandro, quien afirma haberse contactado con La Nación e Infobae para evitar que cubrieran el tema. Según Verbitsky, la filtración proviene de un hackeo al celular de D'Alessandro.

En el chat llamado "Operación de Página 12", aparecen los nombres de los jueces federales Mahiques, Ercolini, Pablo Yadarola y Pablo Cayssials, los miembros del Grupo Clarín Pablo Casey y Jorge Rendo, el jefe de fiscales porteños, Juan Bautista Mahiques, el exmiembro de la SIDE Leonardo Bergroth y el empresario especialista en campañas digitales Tomás Reinke.

“Podríamos averiguar el tema de una facturita en Lago Escondido”, es una de las frases que habría pronunciado el Fiscal General porteño, Juan Bautista Mahiques. En el grupo supuestamente se encuentran él, un funcionario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, personal de inteligencia y dos empresarios del Grupo Clarín. El objetivo del intercambio sería frenar una investigación sobre irregularidades en un viaje a Bariloche que compartieron.

“El avión lo pagamos nosotros. Y fuimos a la casa de mi amigo si uds lo creen conveniente, no podemos decir que nos regalaron el vuelo”, es otra de las frases que plantea supuestamente el magistrado Pablo Cayssials. Quien aparece agendado como Julián Ercolini, responde: “No es más fácil que nos facture Lago Escondido dos noches con media pensión??”. “Pero Nos facturaron después de ir No antes Y ninguno sacó la tarjeta Pagamos todo grone?”, contesta el usuario agendado como Cayssials.

La investigación
El trasfondo de estas conversaciones son dos investigaciones publicadas por Página 12 y El Destape donde se detalló que el jueves 13 de octubre existió un vuelo de la compañía Flyzardesde San Fernando a Bariloche con pasajeros que compartieron una estadía en la residencia de Joe Lewis en Lago Escondido.

Del grupo participarían Pablo Casey, director de Asuntos Legales e Institucionales de Grupo Clarín y sobrino de Héctor Magnetto; el CEO del grupo empresarial Jorge Rendo, Julián Ercolini, Pablo Yadarola, Pablo Cayssials, Carlos Mahiques, Juan Bautista Mahiques, elministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro, el ex jefe de Legales de la SIDE, Tomás Reinke y Leonardo Bergot, otro ex Inteligencia. Todos ellos participaron del viaje a Bariloche.

El 20 de octubre se creó un nuevo grupo con el mismo objetivo de frenar la investigación y justificar ética y económicamente el viaje.  “Muchachos les cuento: la fiscal federal de Bariloche bien, buena predisposición, me ofreció mandar la causa a Py o en su defecto pedir o que aportemos nosotros o ella pedir a la empresa las facturas del vuelo y eventualmente del hospedaje con los denunciados digamos sin Jorge y sin Pablo y en base a eso cerrarla así que si están de acuerdo avanzo en alguna de estas opciones”, habría pronunciado Juan Bautista Mahiques.

El diario Perfil hizo públicos algunos de los 55 audios y conversaciones que se filtraron del grupo de Telegram. En la conversación, los propios involucrados habrían intentado instalar la filtración del viaje como “espionaje”. “Yo haría mucho hincapié en el tema del espionaje y de la gravedad de lo que esto realmente significa sin dar demasiado detalle”, habría pronunciado Marcelo D’Alessandro. Desde su entorno señalaron que “los audios fueron robados de un teléfono privado por servicios de inteligencia, editados y compaginados convenientemente”.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter