Entender es informarse Entender es informarse

Forza Italia

Italia anunció un nuevo plan de estímulo de 14.000 millones de euros que se financiará en gran parte con un aumento en el impuesto a las ganancias extraordinarias de empresas energéticas.

El mundo 04/05/2022
D791319C-0005-49A0-9E98-6003D5546ECD

El gravamen había sido anunciado en marzo de este año y significaba un gravamen del 10% a las ganancias extraordinarias de las empresas energéticas por el aumento de precio de la energía producto de la guerra.

Ahora, el gobierno italiano que preside Mario Draghi financiará un paquete de estímulo con un aumento de ese impuesto al 25%.

Entre las medidas anunciadas se incluye ayudas de 200 euros para trabajadores y jubilados con rentas por debajo de los 35.000 euros anuales, subsidios a la energía para sectores vulnerables (se amplía por tres meses el bono energético), garantías estatales para créditos a pequeñas empresas y fondos adicionales para gobiernos locales.

El primer ministro Mario Draghi dijo que su gobierno de unidad nacional estaba decidido a ayudar a los ciudadanos y empresas italianos a hacer frente a la interrupción desatada por la invasión rusa de Ucrania.

Las medidas incluyen un pago único en efectivo de 200 € para millones de italianos que viven con bajos ingresos o pensiones, subsidios al precio de la energía para familias vulnerables, créditos fiscales para que las empresas hagan frente a los mayores costos de energía y fondos adicionales para los gobiernos locales.

Dada su capacidad limitada de endeudamiento adicional, el gobierno financiará estas medidas de apoyo aumentando el impuesto sobre las ganancias extraordinarias de las empresas de energía al 25 por ciento, frente al 10 por ciento previsto cuando se anunció el impuesto por primera vez en marzo.

“Las medidas de hoy abordan sobre todo el problema del costo de vida, que está perjudicando a la mayoría de nuestros ciudadanos”, dijo Draghi, al presentar el plan en una conferencia de prensa el lunes por la noche. “La determinación del gobierno de apoyar la economía, las familias y las empresas sigue siendo intensa, decidida y decisiva”.

La iniciativa se produce pocos días después de que los datos mostraran que el producto interno bruto de Italia se contrajo un 0,2 por ciento trimestre a trimestre en los primeros tres meses de 2022, ya que la economía se vio afectada por los efectos de la variante altamente infecciosa Omicron de Covid-19 y el impacto en el mercado de La invasión de Rusia a Ucrania.

Los economistas han advertido que el aumento de los precios de los alimentos y la energía socavará el poder adquisitivo de los italianos, lo que provocará una fuerte caída de la demanda interna, especialmente de artículos no esenciales y de consumo duradero en los próximos meses.

La pérdida de impulso económico y la presión inflacionaria generada por la invasión es un duro golpe para Italia, que en 2021 tuvo una sólida recuperación de su contracción económica inducida por Covid de casi el 9 por ciento en 2020 y esperaba que su economía se restaurara a niveles previos a la pandemia este año.

Este no es el primer movimiento del gobierno de Draghi para apoyar la economía. En febrero, Roma dijo que gastaría 6.000 millones de euros para ayudar a las familias y las empresas afectadas por el aumento de los precios de la energía, lo que siguió a un total de 10.000 millones de euros en apoyo gastado desde julio de 2021.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter