Entender es informarse Entender es informarse

La Generación Z exige a las marcas mayor autenticidad

Reino Unido dictaminó que influencers no pueden usar filtros en los anuncios.

Tendencias 13/04/2022
87B1C46D-E540-4733-A304-C1AF19C87580

A la Generación Z, personas de 18 a 25 años, se le atribuye el aumento de la popularidad de las empresas y ahora se cree que es responsable de cambiar la forma en que las marcas, específicamente en el mundo de los cosméticos, abordan su presencia en línea.

Hay un cambio en el comportamiento que se aleja del mundo altamente refinado y estéticamente agradable que solía ofrecer Instagram, a cambio de una realidad "simple, de regreso a lo básico" que está brindando a las personas modelos a seguir más auténticos y más identificables.

Esa tendencia está respaldada por campañas como #filterdrop, que alentó a los usuarios de las redes sociales a publicar selfies sin usar un filtro con la esperanza de ver "más piel real .

"La Generación Z es mucho más consciente y consciente de la posición ética de las marcas sobre las cosas y lo que representan, y sus expectativas de que las marcas actúen de manera responsable", dijo Matt Navarra.

Es un destacado comentarista de redes sociales que anteriormente asesoró al gobierno como experto en comunicaciones digitales. "Creo que esas expectativas y la comprensión de este grupo de edad han presionado a la industria en su conjunto para que cambie, por lo que definitivamente diría que ha habido una aceleración de este cambio".

El uso de filtros sigue siendo ampliamente debatido. Son utilizados por millones de personas todos los días, y vistos por una audiencia potencial aún mayor, solo Instagram tiene unos 28 millones de usuarios solo en el Reino Unido, según la empresa de estadísticas alemana Statista.

"Instagram es vida y esa realidad virtual se está convirtiendo en la realidad de los jóvenes", dijo Mariam Adegoke, médico de cabecera y fundadora de Adegoke Wellness Clinic. Las redes sociales han llevado a un mayor riesgo de ansiedad, insatisfacción corporal, baja autoestima y depresión, añadió.

El Dr. Adegoke culpó a los filtros por crear estándares artificiales de cómo debe verse la belleza y dijo que las personas que se comparan con otras en aplicaciones como Instagram también tienen un impacto negativo en la salud mental.

El tema está ganando terreno en los círculos de toma de decisiones;

La Advertising Standards Authority (ASA) es la entidad que se encarga de regular la publicidad en Reino Unido, y recientemente ha lanzado una nueva normativa muy novedosa: prohíbe el uso de filtros de belleza que puedan resultar engañosos en las publicaciones con fines comerciales de influencers en Instagram.

Esta medida es una respuesta de la ASA a la campaña #filterdrop (quita los filtros), iniciativa de la influencer Sasha Louise Pallari, que pedía que fuera obligatorio que los influencers declararan cuándo utilizan un filtro de belleza para promocionar el cuidado de la piel o el uso de cosméticos.

Después de una profunda investigación sobre la cuestión, la ASA concluyó que los filtros de belleza podrían resultar engañosos incluso si el nombre del filtro se mencionaba en la publicación.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter