Ganadores

Economía El martes
IMG_2665

La devaluación mejoró la valuación de los bonos y elevó la rentabilidad de las petroleras, también beneficiadas por el aumento de tarifas de servicios públicos. Además hizo lo propio con el margen de las cerealeras y mineras exportadoras. Algunos sectores perjudicados por la recesión igualmente pudieron aumentar sus precios por encima de la inflación y elevar su ganancia, como los de alimentos, remedios y prepagas.

Milei lleva seis meses, con la inflación y la actividad económica en baja, con más perdedores que ganadores.

Uno de las formas de identificar a los vencedores del primer semestre consiste en observar cuáles son las empresas que más se valorizaron. En la sociedad Invertir en Bolsa tomaron como referencia la evolución de las acciones de las compañías que cotizan en la Bolsa desde el 20 de octubre pasado, es decir, el viernes previo a la primera vuelta electoral.

Los bancos en general se beneficiaron por la devaluación inicial, dado que contaban con bonos que se actualizaban por la evolución del dólar oficial.  Banco Macro, en pesos subió 346,9%. Grupo Supervielle, un 306,7%. Grupo Financiero Galicia un 269,2%. BBVA Argentina, la filial del banco español, 255,7%.

IMG_2666

Transportadora Gas del Norte (TGN), con 192%. Es propiedad de Techint, el grupo de Rocca del que provienen varios altos funcionarios, y de Corporación América, de Eurnekian. TGN es una de las empresas beneficiadas por la recomposición de las tarifas de servicios públicos, además de por una de las pocas obras públicas que se mantienen en pie, la reversión del gasoducto Norte, que trae el menguante gas boliviano y de la cuenca del noroeste y a futuro distribuirá en esta región el fluido de Vaca Muerta.

Sociedad Comercial del Plata, 168,1%. Entre sus principales activos figuran acciones de las petroleras Dapsa y CGC, Canteras Cerro Negro, el molino harinero Morixe, la productora de papas fritas congeladas Lamb Weston y el tren Ferroexpreso Pampeano.

Transener, con 168%. Es la mayor transportista eléctrica del país, propiedad de Pampa Energía, el holding de Marcelo Mindlin.

YPF, con 110 % mejoró sus exportaciones y rentabilidad con la devaluación y además pudo aplicar aumentos de precios internos tanto en la nafta y el gasoil como en el gas.

Es una de las interesadas en que el Congreso apruebe el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI) para construir con la malaya Petronas una planta de exportación de gas natural licuado (GNL).

En otra sociedad de bolsa, Cocos Capital, tomaron en cuenta la evolución de las acciones desde el 19 de noviembre, día en que Milei venció a Massa, y los resultados son similares. En la Bolsa local, las firmas que más se apreciaron en dólares fueron Supervielle, un 361%, Macro, un 312%. Galicia, un 266%. BBVA, un 246% y TGN, un 235%.

Si se consideran las acciones argentinas en Wall Street, los llamados ADR (american deposit receipt), que cotizan en dólares, las líderes fueron los bancos, Mercado Libre e YPY.

Los nombres se repiten. Si se observa sólo el primer trimestre de este año, para separarlo por completo de la gestión anterior, YPF, Vista Oil & Gas y Transportadora Gas del Sur (TGS), del grupo Pampa Energía son las que más crecen.

Los ganadores fueron los beneficiados por la devaluación, pero también por las desregulaciones de precios y los aumentos de tarifas, aquellos que pudieron encarecer sus productos y servicios por encima del nivel de inflación pese a la recesión. En ese contexto, identifican sectores y sus respectivas empresas líderes:

Oleaginoso-cerealero: Viterra, Dreyfus, Cargill, Aceitera General Deheza (AGD) y Molinos Agro.

Alimentos: Cervecería Quilmes Molino Cañuelas, Arcor, las lácteas Mastellone y Molfino (de la canadiense Saputo) y Molinos Río de la Plata.

Hidrocarburos: YPF, Pan American Energy (PAN, propiedad de la británica BP, la china CNOOC y los Bulgheroni), Raízen (de Shell y la brasileña Cosan) y Tecpetrol (de Techint).

Minería: Minera Andina Sol (de la canadiense Barrick Gold y la china Shandong Gold, dueña de los yacimientos Veladero y Pascua Lama, en San Juan), Minera del Altiplano (de Arcadium Lithium, con casa central en Irlanda, y propietaria de una mina de litio del Salar del Hombre Muerto, Catamarca), Mansfield Minera (de la canadiense Fortune Silver Mines, con yacimientos en Salta) y Minera Don Nicolás (de su compatriota Cerrado Gold, con operaciones en Santa Cruz).

Farmacéuticas: Gador (Roemmers), Bayer, Bagó, la suiza Roche y Elea Phoenix de Sigman.

Servicios de salud: Swiss Medical, OSDE, Galeno y la cooperativa Sancor Salud.

YPF facturó 339% más que un año atrás, por encima del alza del 273% de la inflación en ese periodo, al tiempo que ganó 829% más. Tecpetrol facturó 265% más, es decir que vendió menos en términos reales, pero su utilidad mejoró 2.731%.

Arcor, pese a la recesión, facturó 303% más y ganó 941% más.
Molinos Río de la Plata elevó sus ventas un 359% y su beneficio, 1.119%. Mastellone mejoró 322% su facuración y pasó de perder $455 millones a ganar $45.031 millones. Molinos Agro, en cambio, vendió 120% más, o sea que cayó su facturación real, pero su utilidad se incrementó 388%.

Laboratorios Richmond facturó 218%, lo que supone un retroceso ajustado por inflación, pero su resultado neto aumentó 9.851%. El Santander facturó 446% más y ganó 752% más.

A nivel sectorial, entonces sí hay quienes mejoraron su tasa de ganancia, sobre todo con la devaluación de diciembre, pero ya esa ganancia se licuó en un 80%. Pero los que tenían activos en dólares, con la devaluación se beneficiaron. Los sectores exportadores del agro y la energía tuvieron una ganancia mayor. El sector financiero, de la mano de los precios de los bonos, también tuvo mejores rendimientos.

Te puede interesar
Lo más visto