El mundo en un sólo lugar El mundo en un sólo lugar

La tasa de desocupación de América Latina y el Caribe descendió al 7,2%

Persisten problemas de la calidad de empleos e inflación que impactan en el nivel de los salarios.

Sociedad 08 de febrero de 2023
509FF292-0460-453A-915F-8E9E3F7265AF

La tasa de desocupación regional a fines de 2022 de América Latina y el Caribe descendió al 7,2%, por debajo del 8% registrado antes de la pandemia. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la baja responde a la creación de empleo en el tercer trimestre de 2022.

La recuperación del empleo fue más intensa para las mujeres que para los hombres, y para los jóvenes que para los adultos. En ambos casos se trata de grupos que habían sido “fuertemente impactados” por la crisis laboral provocada por la pandemia de COVID-19.

Sin embargo, el organismo advirtió que la baja de la desocupación podría estancarse dado que “el escaso dinamismo de la economía pronosticado para 2023 afectará negativamente la generación de nuevos empleos y eso hará que este año la desocupación registre variaciones”.

Según la OIT la región “es afectada por la conjunción crisis a nivel global, como la persistencia de la pandemia o la guerra entre Rusia y Ucrania, y al mismo tiempo enfrenta la perspectiva de un crecimiento económico bajo, las secuelas de una elevada inflación, limitado espacio fiscal y altos niveles de endeudamiento”.

Coenjaerts dijo que “en este escenario económico el problema laboral más urgente para la región es el de la calidad del empleo y los insuficientes ingresos laborales y totales generados por los trabajadores y sus familias”.

En la recuperación laboral las ocupaciones informales representaron entre 40 y 80% de los empleos generados. Aunque en los últimos meses esta tendencia se atenuó a favor de empleos formales, la tasa de informalidad regional ya llegó a 50%, como era antes de la pandemia, aunque en algunos países es mucho mayor.

Los trabajadores informales tienen entre tres y cuatro veces más probabilidades de ser pobres que los trabajadores formales, a la vez que explican el 70% de la pobreza laboral total.

Adicionalmente, el informe advierte que los ingresos reales de personas en la región están siendo afectados por una tasa de inflación ubicada por encima de ocho por ciento en 2022 y que causó una pérdida del poder adquisitivo de los salarios medios y los salarios mínimos.

En el caso de los salarios mínimos, por ejemplo, en 9 de 17 países analizados el valor real era inferior al de antes de la pandemia.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter