Entender es informarse Entender es informarse

Cruces entre Biden y la industria petrolera por el precio de la nafta en Estados Unidos

Economía 23/06/2022
111E12B0-9671-4362-892B-992C8ADF17B3

El presidente Joe Biden pidió al Congreso de Estados Unidos suspender durante tres meses los impuestos federales a la gasolina y el diésel, una medida destinada a aliviar su precio, y atribuyó a la invasión rusa a Ucrania la disparada del costo del combustible, que representa una amenaza clave a pocos meses de las elecciones legislativas,

"Suspendiendo durante 90 días el impuesto federal sobre la gasolina, de 18 centavos (por galón, 3,78 litros), podemos hacer bajar el precio y aliviar un poco a las familias", dijo Biden en la Casa Blanca, al pedirle al Congreso que adopte esta medida fiscal, cuya eficacia es puesta en duda por muchos legisladores.

El precio promedio del galón de nafta en Estados Unidos alcanzó un promedio récord a nivel nacional de 5 dólares la semana pasada, frente a unos 3 dólares hace un año.

No obstante, el mandatario demócrata insistió acerca de que el costo subió 2 dólares por galón desde la invasión rusa de Ucrania lanzada por el presidente Vladimir Putin.

La tensión entre el gobierno estadounidense y la industria petrolera por los precios de los combustibles subió un nuevo peldaño. El presidente urgió a las empresas a incrementar la capacidad de refinación de forma inmediata y las responsabilizó por los aumentos recientes. Lo hizo a través de una carta dirigida a las principales compañías del sector, en la que también les advirtió que tomará todas las “herramientas y poderes de emergencia” que estén a su alcance para forzar ese incremento. En una contracarta, las principales cámaras del sector explicaron porqué los precios están subiendo y deslizaron una crítica a la política del gobierno en materia de hidrocarburos.

Marathon Petroleum, Valero Energy, ExxonMobil, Phillips 66, Chevron, BP, y Shell son las empresas que recibieron la carta presidencial. Biden señaló que la capacidad para refinar combustibles disminuyó en los últimos años tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo. “La falta de capacidad de refinación es un desafío y una preocupación mundiales. Se perdieron cerca de tres millones de barriles diarios de capacidad de refinación desde el inicio de la pandemia”, marcó.

En lo que respecta a los Estados Unidos, el país perdió en 2020 una capacidad para refinar 800.000 barriles diarios. En ese sentido, el presidente urgió a las empresas a tomar “acciones inmediatas para aumentar la oferta de gasolinas, diésel y otros refinados”.

Entre las petroleras que recibieron la carta presidencial solo ExxonMobilsalió a responder. La petrolera defendió las inversiones realizadas recientemente y sugirió que falta una política de hidrocarburos.

“Hemos estado en contacto regular con la administración para actualizar al presidente y su personal sobre cómo ExxonMobil ha estado invirtiendo más que cualquier otra empresa para desarrollar los suministros de petróleo y gas de EE.UU. Esto incluye inversiones en los EE.UU. de más de $ 50 mil millones en los últimos cinco años, lo que resultó en un aumento de casi el 50 % en nuestra producción de petróleo en los EE.UU. durante este período”, remarcó la compañía.

 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter