Entender es informarse Entender es informarse

En foco: la guerra provocará un "infierno en la Tierra" en los precios mundiales de los alimentos

El mundo se encamina a una crisis alimentaria sin precedentes como consecuencia de la guerra y la pandemia.

Sociedad 09/03/2022
09869077-D4A4-4526-A05C-843130DA8CFD

“La mitad de la población mundial obtiene alimentos como resultado de los fertilizantes… y si eso se elimina del campo para algunos cultivos, [el rendimiento] se reducirá en un 50 %”, dijo a la BBC Svein Tore Holsether, director de la empresa agrícola Yara International.

Conocidos como “el granero de Europa”, Rusia y Ucrania exportan alrededor de una cuarta parte del trigo del mundo y la mitad de sus productos de girasol, como semillas y aceite.

“Para mí, no se trata de si nos estamos moviendo hacia una crisis alimentaria mundial, sino de cuán grande será la crisis”, dijo Holsether, y señaló que el aumento de los precios de los combustibles estaba provocando un fuerte aumento en el costo de los fertilizantes.

La crisis va más allá del impacto de las exportaciones de cereales, por muy críticas que sean. Rusia es también un proveedor clave de fertilizantes. Prácticamente todos los cultivos importantes del mundo dependen de insumos como la potasa y el nitrógeno, y sin un flujo constante, los agricultores tendrán más dificultades para cultivar todo tipo de productos, desde café hasta arroz y soja.

En definitiva, hay pocos lugares en el planeta en los que un conflicto como este podría suponer un golpe tan devastador para garantizar que el suministro de alimentos siga siendo abundante y asequible. Por eso se conoce a Rusia y Ucrania como los “graneros” del mundo.

“Es un choque alimentario increíble”, dijo Abdolreza Abbassian, analista de mercado independiente y execonomista sénior de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. “No conozco una situación así en los 30 años que estuve involucrado en este sector”.

David Beasley, el jefe del Programa Mundial de Alimentos, fue aún más pesimista con sus comentarios.

“Justo cuando crees que el infierno en la tierra no puede empeorar, lo hace”, dijo. Al señalar que países como Líbano, Yemen, Siria y Túnez dependen de Ucrania para obtener alrededor del 50 por ciento de sus granos, Beasley señaló el cambio sorprendente.

“Así que vas a pasar de ser un granero a ahora, literalmente, tener que repartirles pan. Es simplemente un increíble cambio de la realidad”, dijo.

Dado que la cantidad de personas que enfrentan el hambre en todo el mundo ya se disparó de 80 millones a 276 millones antes de la invasión de Rusia, en gran parte por la pandemia, esa cifra aumentará una vez más.

Cuando la pandemia golpeó por primera vez en 2020, las imágenes de filas serpenteando alrededor de los bancos de alimentos y las estanterías vacías de los supermercados conmocionaron al mundo, ya que casi una décima parte de la población mundial pasaba hambre. Pero en ese momento, los stocks de alimentos aún eran abundantes.

6BE8AEB6-A539-49E7-BDDB-5F8ABAB69151

Eso ya no es así. Los cereales son los productos básicos que alimentan al mundo, y el trigo, el maíz y el arroz representan más del 40% de todas las calorías consumidas. Pero las reservas de cereales están a punto de sufrir su quinto descenso anual consecutivo. Una combinación de costos de transporte más elevados, inflación energética, clima extremo y escasez de mano de obra han dificultado la producción de alimentos.

Como resultado, los precios mundiales de los alimentos ya están en máximos históricos, y el índice de referencia de la ONU ha aumentado más del 40% en los últimos dos años. El incremento ha tenido consecuencias devastadoras. La inseguridad alimentaria se ha duplicado en los dos últimos años, y el Programa Mundial de Alimentos calcula que 45 millones de personas están al borde de la hambruna.

La crisis actual va a empeorar las cosas, probablemente llevando el hambre a niveles sin precedentes, ya que el conflicto convierte a millones de personas en refugiados y eleva aún más los precios de los alimentos.

5E7BD088-A57F-4A60-8D2F-4D581CD02678

“Las balas y las bombas en Ucrania podrían llevar la crisis mundial del hambre a niveles más allá de lo que hemos visto antes”, dijo en un comunicado David Beasley, director ejecutivo de la agencia de la ONU.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter