El mundo en un sólo lugar El mundo en un sólo lugar

EE.UU. vs. Irán: el partido del Mundial

A la misma hora, se jugará el otro partido del Grupo B, que igual es un verdadero clásico: Inglaterra y Gales se disputan el orgullo británico.

Deportes 29/11/2022
468867FD-2E4A-4E6F-A503-8D2D91E8CFBF

Empieza un nuevo Mundial. Ya quedaron atrás las primeras dos fechas y todo lo que venga a partir de acá será definitorio. Hasta ahora sólo tenemos tres clasificados a octavos de final -Brasil, Francia y Portugal- pero hoy se sumarán otros cuatro. 

Hace casi tres años, cuando un drone norteamericano asesinó en Bagdad al importantísimo líder militar iraní Qasem Soleimani, mucha gente pensó que se venía una guerra entre EE.UU e Irán y que eso significaría el final del mundo. Por suerte, no sucedió.

Históricamente, EE.UU. e Irán habían sido aliados políticos muy cercanos. Todo eso cambió, sin embargo, en 1979. Aquel año, la llamada Revolución Islámica depuso al Sha y llevó al poder al ayatolá Ruhollah Jomeini, un líder religioso. El llamado Islam político -es decir, un Islam que, además de las mezquitas y los asuntos religiosos, se interesaba por el poder- tomó un fuerte impulso con esos acontecimientos y se consolidó, hasta hoy, como uno de los ejes más importantes para analizar el tablero de ajedrez mundial.

En noviembre de 1979, varios estudiantes, seguidores del Ayatolá, irrumpieron en la Embajada de EE.UU en Teherán y tomaron de rehenes a 66 diplomáticos y ciudadanos. La conocida en todo el planeta como “crisis de los rehenes” duró 444 días, hasta que todos fueron liberados. Las negociaciones fueron arduas y traumáticas y las relaciones entre ambos países quedaron muy dañadas. De hecho, se produjo una ruptura en el vínculo bilateral que se mantiene hasta hoy. Jomeini solía referirse a la nación de Norteamérica como “Gran Satán”..

El gobierno de Barack Obama hizo buenas migas con el de su par iraní, Hasan Rohani, pero el de Donald Trump echó atrás todos los avances en la relación. Otros tópicos que suelen ocupar el centro de la polémica son los acuerdos nucleares, el uranio enriquecido, las sanciones norteamericanas y el decidido apoyo iraní a la causa palestina. Entre estas dos naciones todo está viciado. Y es por eso que se dice que el juego de hoy, para quienes les gusta la geopolítica, representa un pico elevadísimo de tensión.

Iraníes y estadounidenses se enfrentarán a las 16. El que gane, clasificará (y dejará afuera al otro, lo que, en este caso, también será importante). Si empatan, podrían avanzar los persas, aunque dependiendo de otros resultados. El partido viene muy cargado, además, porque en los últimos días la Federación Estadounidense de Fútbol subió a su Twitter una foto en que la bandera de Irán aparecía modificada (sin los símbolos islámicos que fueron agregados en 1980). Según comunicaron los propios dirigentes norteamericanos, la decisión se había tomado en apoyo a las manifestaciones luego de la muerte de la joven Mahsa Amini por parte de la policía. La Federación Iraní se quejó entonces ante la FIFA, pidió la expulsión de EE.UU del Mundial y, al final, estos publicaron la enseña iraní tal cual es hoy.

Iraníes y estadounidenses se enfrentarán a las 16

A la misma hora, se jugará el otro partido del Grupo B, que queda opacado por el choque entre Irán y EE.UU, pero que igual es un verdadero clásico: Inglaterra y Gales se disputarán el orgullo británico. A los galeses sólo les sirve la victoria (en el caso de que la logren, definirán su ingreso por diferencia de gol). Los ingleses, en cambio, estarán adentro con una igualdad, e incluso perdiendo tienen bastantes chances de seguir.

Te puede interesar

1D771D04-619D-47BA-834A-6FEA703C0D1D

La palabra de Messi

Deportes 30/01/2023

El capitán de la Selección Argentina dio una entrevista a Urbana Play que será publicada hoy a las 10:15.

Lo más visto

Newsletter