El mundo en un sólo lugar El mundo en un sólo lugar

114% en un año, la respuesta de las empresas

Sociedad 26/10/2022
29C7B0EF-630F-49B6-81BE-C0B90D968CDA

El Gobierno autorizó un nuevo incremento de las tarifas de la medicina prepaga, esta vez, a partir de diciembre, de un 13,8% en la que será la novena suba en lo que va del año, con un acumulado del 113,8%, y provocó la respuesta de la vicepresidenta Cristina Kirchner en redes sociales: “Es francamente inaceptable”.

La autorización fue concedida por la Superintendencia de Servicios de Salud en función del nuevo índice de costos de las empresas de medicina prepaga. Hasta el momento, el último aumento era el que se aplicó este mes de octubre, del 11,53 por ciento.

También hubo ajustes en las cuotas en agosto (11,34 por ciento), julio (4%), junio (10%), mayo (8%), abril (6%), marzo (6%) y enero (9%). Los aumentos acumulados hasta diciembre superarán la inflación proyectada, en torno al 100 por ciento a nivel general. Una de las razones de la suba de costos es el alza de los medicamentos, también por arriba de la media.

En respuesta a los dichos de Cristina Kirchner, Claudio Belocopitt, dueño de Swiss medical y presidente de la Unión Argentina de Entidades de Salud Privada, aseguró en declaraciones a Radio con Vos: “Yo no hago política, trabajo en un sistema de salud, que es técnico y no político. Quiero aclarar temas que quizá también le aclaren el panorama a la vicepresidenta. Desde la asunción de Alberto Fernández, la cuota de la medicina aumentó el 163,9% y la inflación fue del 221,5%. Si proyectamos los costos hasta fin de año y una inflación media del 6%, la acumulada del período va a ser del 306,5% y el aumento de la cuota habrá aumentado el 247,6%. De ninguna manera la medicina prepaga sube arriba de la inflación”, replicó.

En julio pasado, desde el sector aseguraban que los planes de medicina prepaga tuvieron retrasos en los últimos años respecto de la inflación, lo que explicaría el fuerte intento de recomposición en este año. En 2020, el Gobierno –que regula los precios del sector desde 2011, año en que se sancionó el “Marco Regulatorio de la Medicina Prepaga” vigente– habilitó una sola suba de 10% a fin de año, contra una inflación anual de 36,1%. Aunque menos, en 2021 las cuotas de las prepagas volvieron a quedar atrás del Índice de Precios al Consumidor (IPC): subieron 47% contra el 50,9% de los precios en general.

Meses atrás, Santiago Manoukian, economista de Ecolatina, señaló que es razonable la preocupación de los afiliados frente a una recomposición de las cuotas muy “acelerada” y explicó que esta escalada se explica por la situación de retraso. “Cuando se observa el precio relativo entre la medicina prepaga y el nivel general de precios al consumidor, se ve que en junio las cuotas fueron 15% más baratas, en términos reales, de lo que eran a diciembre 2019. ¿Por qué? La inflación habrá acumulado un 175% en ese período, frente a la suba de 135% de las prepagas”. 

Por este retraso, el año pasado los prestadores denunciaron que las prepagas no garantizaban los valores retributivos adecuados por sus prestaciones y amenazaron con institucionalizar un “copago” a cargo de los pacientes. El copago es una práctica ilegal, pero que actualmente existe bajo la forma de un acuerdo entre particulares. Es un “plus” de dinero que fija el profesional por su atención y que el paciente puede aceptar o no. El nuevo esquema de ajustes bimestrales definidos por el índice detalla que el 90% del nivel de actualización de precios tiene que ir a los prestadores. 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter