Entra en vigor el pase sanitario de Covid-19 para acceder a los espacios culturales de Francia

El mundo 22 de julio de 2021
paris-france-17-01-2020-visitors-wait-outside-the-louvre-museum-pyramid-as-louvre-s-employees-block-the-museum-entrance-during-a-demonstration-to-protest-against-the-government-pension-s-reform-in-paris-france

Las personas que quieran ir a cines, museos, partidos deportivos y otros lugares culturales en Francia deberán presentar a partir de este miércoles 21 de julio un carné de vacunación de Covid-19 o una prueba negativa, ya que el país enfrenta un aumento en los casos de la variante Delta altamente transmisible.

El llamado ‘pass sanitaire’ o pase sanitario será requerido para todos los eventos o lugares con más de 50 personas a partir del miércoles antes de extenderse a restaurantes, cafés y centros comerciales en agosto, anunció el presidente Emmanuel Macron en un discurso televisado la semana pasada.

Sin embargo, una vez dentro del lugar, las personas pueden quitarse las mascarillas, que seguirán siendo necesarias dentro de las tiendas o negocios o en el transporte público.

Las mascarillas son otra vez obligatorias al aire libre en diferentes lugares del país, como el departamento de Pirineos Orientales del sur, vecino de España, así como en gran parte del departamento de Charente-Maritime occidental cerca de Burdeos, un lugar turístico popular, donde el número de casos está aumentando.

DSC_0034-5c65df054cedfd00014aa324

Los mandatos de máscaras al aire libre también se volvieron a imponer el martes en Toulouse y otras ciudades cercanas.


El ministro de Salud, Olivier Véran, advirtió el martes 20 de julio sobre un aumento sin precedentes de casos de Covid-19 debido a la variante Delta, cuando se informaron 18.000 casos en 24 horas.

“Eso significa que tenemos un aumento en la propagación del virus de alrededor del 150% en la última semana: nunca hemos visto eso”, dijo Véran al parlamento cuando comenzó el debate sobre las reglas más estrictas destinadas a alentar la retención de vacunas.

El pase Covid-19 inicial se implementó por decreto, mientras que los legisladores votarán sobre su extensión a restaurantes y trenes o aviones para viajes de larga distancia.

A partir de septiembre, también serán obligatorias las vacunas para quienes trabajen en hogares de ancianos y de atención médica. Muchos de esos empleados han sido particularmente cautelosos o desdeñosos con las vacunas.

Más de 100.000 personas se manifestaron en toda Francia el sábado para protestar contra el pase de salud, denunciando una “dictadura” que discriminaría a quienes se oponen a la vacuna.

 

banner pag web (4)

Te puede interesar