Un sudoku de medidas

El mundo 14 de julio de 2021
Mientras que Francia, Italia y Grecia aplican medidas más restrictivas, Reino Unido las flexibiliza. Más de la mitad de la población adulta de la Unión Europea está ya completamente vacunada.
3BC9A955-AB07-4DAE-AFEF-FA87CE755594

Con la amenaza de la propagación de nuevas variantes de la COVID-19 y con la flexibilización de algunas de las medidas para frenar el coronavirus, los países europeos más importantes se han replanteado volver a aplicar algunas restricciones mientras que las pautas de vacunación siguen su curso. 

Una de las medidas destacadas que se han implementado en varios de los países con más población en el viejo continente es la vacunación obligatoria para poder tener acceso a bares, discotecas y otros locales de ocio y restauración.

Como nota positiva, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha declarado en su cuenta de Twitter que más de la mitad de los adultos de la Unión Europea (UE) están vacunados, además de señalar que ya se han entregado "suficientes dosis para vacunar al 70 % de los adultos de la UE".

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció que el personal sanitario y los empleados de residencias de ancianos están obligados a vacunarse antes del 15 de septiembre, con la amenaza de no perder el empleo y su consiguiente retribución económica.

El sudoku de las restricciones en la quinta ola: barra libre en algunas autonomías y vaivén judicial en otras. El jefe de Estado francés avanzó nuevas medidas para la difusión de la variante Delta —que supone más de la mitad del total de casos en el país vecino— y declaró que "cuanto más vacunemos, menos espacio dejamos para que el virus se difunda".

Asimismo, el certificado de vacunación o de haber pasado el coronavirus que se utiliza a modo de pasaporte sanitario en grandes aglomeraciones pasará a ser requisito indispensable en restaurantes, bares, teatros y cines desde la próxima semana.

En cambio, Francia no ha decretado toque de queda y tampoco ha impuesto limitaciones de movilidad. En cambio, las mascarillas siguen siendo obligatorias en interiores y recomendable su uso en exteriores.

Italia y Grecia ya efectuaron soluciones similares
Tanto para sanitarios como sociosanitarios de centros públicos, la vacuna será obligatoria en el país heleno, además de abrir el ocio y la hostelería sólo para las personas que ya estén vacunadas, con el objetivo de alcanzar la inmunidad de grupo antes de otoño, según anunció este lunes el ministro griego, Kyriakos Mitsotakis.

Por su parte, Italia también ha anunciado la vacunación obligatoria para el personal sanitario mediante un decreto ley del 20 de mayo que obliga los obliga a inmunizarse contra la COVID-19.

Al igual que ha realizado Emmanuel Macron, ha aplicado sanciones contundentes para el personal sanitario que incumpla estas normas. Quienes se nieguen pueden quedar privados de ejercer su profesión en contacto con la población. De hecho, en la región de Calabria ya han apartado a varios sanitarios de sus puestos de trabajo al negarse a inmunizarse.

Reino Unido aplicará medidas más flexibles
El primer ministro británico, Boris Johnson, ha optado por flexibilizar las medidas para frenar la expansión de las distintas variantes de coronavirus en la región, contrastando con la tendencia restrictiva de Francia, Italia y Grecia. 

El mandatario ha confirmado la activación  de la fase final de la desescalada en Inglaterra a partir del 19 de julio, día en el que dejará de ser obligatorio el uso de la mascarilla ni respetar la distancia social.

No obstante, el que fuera alcalde de Londres alertó de que "la pandemia no ha terminado" y ha indicado que se prevén más hospitalizaciones y muertes por coronavirus.

Pese a que deja de ser obligatoria la mascarilla, sigue siendo recomendable mientras que defiende el "retorno gradual a los centros de trabajo cuando termine el verano", en vez de una vuelta masiva a los puestos de trabajo presenciales.

Si bien no ha optado por implantar la obligatoriedad los "pasaportes covid" que sí ha hecho Macron para el país galo, sí que ha llamado al ocio nocturno para controlar y restringir los accesos de este tipo de locales.

Alemania no se plantea obligar al personal sanitario a vacunarse
La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, ha comunicado este martes en una rueda de prensa en Berlín que su gobierno no tiene intención de obligar a vacunarse contra la COVID-19 a grupos profesionales como el educativo o sanitario.

"No creo que introduciendo ese cambio, hacia la obligatoriedad, al menos para ciertos grupos profesionales vayamos a ganar confianza" en la vacuna, ha afirmado.

Merkel ha alentado a los indecisos a vacunarse, recordando que "la vacuna no sólo le protege a usted, también a todas las personas que están a su alrededor, a las personas a las que quiere", y recalcó que cuantas más personas se vacunen, mayores grados de libertad se podrán lograr.

Por otro lado, también se han suavizado las medidas de restricción en viajeros procedentes de Portugal, Reino Unido, Rusia, India y Nepal, considerados territorios de riesgo por la extensión de la variante delta.

Las nuevas medidas ya tienen un fuerte impacto en Portugal
Portugal ha impuesto la obligatoriedad de presentar un certificado digital de vacunación o un test negativo de COVID-19 para poder acceder a restaurantes durante los fines de semana.

Esta medida aplicada por el país luso ha provocado un fuerte impacto en los establecimientos de hostelería, que solicitan que este tipo de restricciones se apliquen con más antelación.

Desde las 19.00 horas del viernes y durante todo el fin de semana, para entrar en el interior de los restaurantes en los 60 municipios en los que ha tenido mayor impacto el coronavirus —Faro, Lisboa y Oporto, entre ellos— se debe presentar el citado test o certificado.

Rusia anuncia que adoptar nuevas medidas "podría ser inevitable"
Las autoridades rusas han confirmado este martes 780 fallecidos en un díadebido a afección por coronavirus, además de notificar 24.802 casos en el mismo período.

Por consiguiente, han impuesto algunas restricciones para contener la propagación de la COVID-19, en especial a la variante delta, que se ha propagado en varias de las ciudades más importantes del país.

La capital, Moscú, ha registrado 5.000 positivos aproximadamente en sólo un día, siendo la ciudad con más nuevos contagiados de la región rusa. San Petersburgo, en cambio, ha notificado más muertos que la capital, con 108, frente a los 103 notificados por la ciudad moscovita.

banner pag web (4)

Te puede interesar