28 años sin títulos

Copa América 10 de julio de 2021
La Selección llega a la Copa América con una pesada herencia deportiva: no ganó ninguno de los últimos 18 torneos oficiales que participó, una maldición que incluye seis finales perdidas y un contraste total con los brasileños en este lapso, campeones once veces.
0F78F43E-7A0E-48D1-9E4F-1F4FFED2DEEF

La selección arrastra un yunque, el de 28 años sin títulos oficiales: su última consagración fue en la edición 1993 del torneo continental, en Ecuador, tan lejos en el tiempo que en Argentina no existían canales ni diarios deportivos. Desde entonces, infinidad de cracks y varios de los mejores entrenadores participaron en 18 competencias (nueve Copas América, siete Mundiales y dos Copas Confederaciones) y llegaron a seis finales, pero una y otra vez quedaron atrapados en la maldición. El desaliento es mayor porque, en este lapso, los brasileños se consagraron campeones once veces: ganaron dos Mundiales, cinco Copas América y cuatro Confederaciones. A continuación, un repaso cronológico y en primera persona por los torneos de sequía que lleva Argentina. 

- Diego Maradona, Mundial Estados Unidos 1994, Argentina eliminada en octavos de final contra Rumania: “No quiero dramatizar pero me cortaron las piernas. No creo que quiera otra revancha. Tengo los brazos caídos, el alma destrozada. Lo único que quiero que les quede claro a los argentinos es que no me drogué. Que no corrí por la droga, corrí por el corazón y la camiseta. Nada más”, declaraciones después de que la FIFA informara el control antidoping positivo del ídolo en el partido ante Nigeria.

-Ariel Ortega, Mundial Francia 1998, cuartos de final ante Países Bajos: “(Mi expulsión) fue una jugada que hasta hoy me cuesta superar. Era un Mundial maravilloso, estaba en mi plenitud y podíamos ganar: le habían echado un jugador a Holanda, no me cobran un penal, caigo. Lo tenía a van der Sar (Edwin, arquero rival), intenté pegarle un cabezazo de la bronca. Milésimas de segundo, me echaron. En el trayecto que me voy al vestuario, escucho un gol. Le pregunto al utilero. Era de Holanda. Me costó superarlo. No se supera. No lo pude superar. Quiero volver el tiempo atrás a esa jugada. Perdimos por mi culpa. Fueron cinco minutos como una tragedia”, declaraciones en 2019.

-Marcelo Bielsa, Copa América Paraguay 1999, cuartos de final ante Brasil: “La gente no está conforme con mi gestión y acepto el rechazo de acuerdo con los resultados pero, en cuanto a la producción, no estoy de acuerdo. Lo que hicimos merece ser valorado, estoy orgulloso del trabajo que hice”.

-Bielsa, Mundial Japón-Corea del Sur 2002, primera frase: “El fútbol tiene como opción que no gane el mejor. Fuimos el mejor equipo del grupo, merecimos ganar holgadamente contra Suecia, merecimos un resultado superior al que obtuvimos contra Nigeria y no merecimos perder contra Inglaterra. Ha sido un fracaso porque estábamos en condiciones de obtener más de lo que obtuvimos”.

-Bielsa, Copa América Perú 2004, final ante Brasil: “Charlando con los jugadores después del partido nos preguntábamos qué tendríamos que haber hecho para no perder y llegamos a la conclusión de que no había muchos otros caminos. Está claro que el partido tenía el objetivo de definir quién era el mejor del torneo, y su ganador se contradice con lo que cada uno de los equipos expresó, sin que eso presuponga desmerecer lo que el rival obtuvo”.

-José Pekerman, Copa Confederaciones Alemania 2005, final contra Brasil: “El desarrollo fue fatal porque los brasileños le pegaron dos veces al arco en 15 minutos y la metieron. Y después, con el tercero en el arranque del segundo tiempo, nos mataron. No es vergüenza perder ante uno de los mejores seleccionados del mundo. Hago mías las palabras de Diego Simeone, que dijo que Argentina tenía buenos jugadores y Brasil, a los cracks”. 

-Lionel Messi, Mundial Alemania 2006, cuartos de final ante Alemania: “Ahí ya empecé a recibir de la prensa. Dijeron que no me importaba nada, que vi el final del partido sin los botines. Y me los había sacado porque ya no podía entrar. Estaba caliente por no jugar. Pero era mentira que me daba lo mismo el resultado. El vestuario era terrible. Todos lloramos, amargados, yo el primero”, declaraciones en 2019.

-Alfio Basile, Copa América Venezuela 2007, final contra Brasil. “Programamos todo como siempre pero, cuando juegan dos potencias, el que se levanta mejor, gana. Ellos nos embocaron a los tres minutos y no pudimos anotar con las dos jugadas de (Juan Román) Riquelme. El fútbol es eso: según cómo está cada uno ese día. Creí que íbamos a ganar la final. ¿Por qué no hice cambios en el entretiempo? Porque me parecía que podía haber hecho siete cambios. Entonces respaldé a todos”.

-Maradona, Mundial Sudáfrica 2010, cuartos de final ante Alemania: “Estamos ocho puntos, muy bien. Sabemos que Alemania le ganó muy fácil a Inglaterra, pero también sabemos que, cuando Inglaterra lo apuró, le empató y el referí no le dio el segundo gol. Así que no nos metamos el 4-1 de Alemania a Inglaterra. No nos comamos el chamuyo, no nos comamos la mentira”, declaraciones el día previo al partido. 

-Sergio Batista, Copa América Argentina 2011, cuartos de final ante Uruguay: “Hubo presiones externas para que (Carlos Tevez) estuviera. La presión llegó de arriba, presión de AFA y presión política, y tuve ganas de irme, de dar un paso al costado. Traté de manejarlo hasta lo último pero era difícil. En un momento lo pensé y dije 'me voy'. Lo hablé con muchos muchachos. Despues Carlos se disculpó, quedamos bien y fue convocado. Pero había tanta presión que no podía salir a la calle”, declaraciones en 2013.

-Gonzalo Higuaín, Mundial Brasil 2014, final ante Alemania: “Fue una jugada inesperada, me tocó estar ahí y lamentablemente no se pudo concretar. Me agarra saliendo y de espalda. Apenas me giré tenía el arco enfrente. Quizás se ve más fácil de lo que era, pero ya pasó y hay que mirar hacia adelante”, declaraciones en 2019 sobre una posibilidad de gol desperdiciada en el primer tiempo.

-Javier Mascherano, Copa América Chile 2015, final ante Chile: “Veníamos de un golpe muy duro hace un año y ahora esto. Quisiera disfrutar con esta camiseta pero me toca sufrir. Es una tortura. A veces uno termina pensando que, si no lo puede hacer uno, quizás tenga que dar un paso al costado y que lo intente otro. Quizás soy yo. Ojalá que en el futuro Argentina pueda ganar, no le encuentro explicación. Lo hablaba con Carlitos (Tevez): tuvimos tres finales (de Copa América) y las perdimos. Leo (Messi) estaba destruido, porque parece un karma, una tortura que tenemos que llevar en los hombros”.

-Messi, Copa América Estados Unidos 2016, final con Chile: “Es increíble pero no se da. Evidentemente tiene que ser así, hoy nos pasó otra vez y otra vez en los penales. Ya son cuatro finales que nos toca perder, tres seguidas. Lo primero que se me viene es que ya está, se terminó para mí la selección. No es para mí. Lo busqué, era lo que más deseaba, no se me dio. Y encima me toca erra el penal a mí”.

-Jorge Sampaoli, Mundial Rusia 2018, octavos de final contra Francia: “Preparamos muy bien el Mundial pero luego la Copa, en sí, no fue tan buena. Debíamos buscar equilibrio para que la obligación de ganar que tenía el jugador argentino no generara más ansia. Cada partido era casi un sufrimiento”, declaraciones en octubre de 2018, tres meses después del Mundial.

-Messi, Copa América Brasil 2019, semifinal con Brasil: “(Los árbitros) en esta Copa se cansaron de cobrar boludeces, manos boludas, foules boludos, penales pelotudos, y hoy no siquiera fueron al VAR. Al mínimo contacto, era falta para ellos y tarjetas para nosotros. Boludeces que te van sacando del partido. Ojalá la Conmebol haga algo con estos arbitrajes. Nos inclinó la cancha mal. Pero no creo que hagan nada, porque maneja todo Brasil, es muy complicado”.

banner pag web (4)

Te puede interesar