"Estamos presenciando un cataclismo que azota a la humanidad"

El País 28 de junio de 2021
Los gobernadores de todas las provincias y el jefe de Gobierno porteño, junto a representantes de trabajadores esenciales y de credos participaron del homenaje a los fallecidos por el coronavirus.
26F41EB8-FE72-4B60-97E7-AB9E4A8AD452


El presidente, Alberto Fernández, remarcó la necesidad de que "tanto pesar" por el coronavirus "se vuelva fuerza e impulso para construir el futuro de nuestro país con diversidad y sin divisiones irreconciliables", al encabezar un homenaje a los fallecidos por la pandemia junto a gobernadores, el jefe de Gobierno porteño, representantes de diferentes credos y trabajadores esenciales.

En un emotivo acto desarrollado en el Centro Cultural Kirchner (CCK) y transmitido por cadena nacional, Fernández pidió este domingo cuidar a la Argentina para que "entre todos y todas, juntos y juntas, derrotaremos a la pandemia".

"Con diversidad, cuidémonos entre todos y juntos derrotaremos a la pandemia", dijo el Presidente, y abogó por la idea de estar "unidos para mancomunar, recuperar, reconstruir, y así podremos mirar el futuro con memoria y confianza".

Fernández afirmó que con esta pandemia "estamos presenciando un cataclismo que azota a la humanidad, con millones personas fallecidas en el mundo entero".

Recordó que "cada una de las personas que fueron víctimas de la pandemia tenían un nombre, una vida, cada una tenía hija, hijo, hermanos, madres, padres, familiares y amigos",y subrayó que "a quienes se han ido en estos momentos dolorosos no los olvidaremos nunca".

"Todos tenemos afectos que han perdido su vida en este tiempo, ausencias que han dejado vacío en sus familias, vacíos en nuestra sociedad, que provocan desconsuelo", expresó el mandatario, y subrayó que "a quienes se han ido en estos momentos dolorosos no los olvidaremos nunca".

Fernández puntualizó que el virus "es invisible al ojo humano y todavía en pare desconocido, agresivo, que destruye y genera mucho dolor", y manifestó que la pandemia "edifica un muro inmenso que impide abrazar a otros" e "impide vivir buena parte de la vida".

"Nuestras pérdidas han dejado abiertas heridas que tendremos que curar, de manera personal y familiar, y que tenemos que sanar como sociedad", indicó.

banner pag web (4)

Te puede interesar