Trabajar no alcanza

El País 18 de junio de 2021
La canasta básica aumentó casi 50% en un año. Un Salario Mínimo no alcanza hoy para garantizar la alimentación de una familia de cuatro personas. Aún si los dos adultos de ese núcleo familiar lo cobraran seguirían siendo considerados pobres.
32050FB0-372B-4698-AC0C-94DF3303BF12

La canasta básica aumentó casi 50% en un año. Los valores nuevos de la Canasta Básica Total y la Canasta Alimentaria difundidos ayer por el INDEC dejaron en evidencia que el gobierno es partícipe del crecimiento de la pobreza. ¿Por qué?

Un Salario Mínimo Vital y Móvil ($25.272), avalado por el Ministerio de Trabajo de la Nación, no alcanza hoy para garantizar la alimentación de una familia de cuatro personas ($27.423). Aún si los dos adultos de ese núcleo familiar lo cobraran seguirían siendo considerados pobres (no llegarían a los $64.445).

En base a los nuevos datos informados por el Indec, el costo de la canasta básica alimentaria marcó en mayo una desaceleración de 1,1 puntos porcentual respecto al avance registrado en abril pasado, cuando marcó un incremento de 3,9%. 

En el caso de la canasta básica total la merma fue de 1 punto porcentual, ya que en abril la suba fue de 3,4%.

De esta forma, en los primeros cinco meses del año la canasta básica total registró un aumentó acumulado de 20,9, mientras que la alimentaria subió 18,9%, por debajo de la evolución del índice de precios al consumidor que marcó un incremento de 21,5% entre enero y mayo pasado.

Esta diferencia se debe esencialmente a que las tarifas de los servicios públicos y el transporte se encuentran regulados y tuvieron escasos aumentos por lo cual disminuyó la ponderación que tiene la comida dentro del índice.

La precarización del empleo se constata en otro dato conocido el jueves: casi la mitad de los monotributistas registrados tiene deudas con la AFIP.

B28A84B2-C0CB-4F30-9590-8E604BA9244C.

Casi de 2 millones de monotributistas, alrededor del 50% del total, acumuló deudas con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) a causa de la crisis económica provocada por la pandemia de Covid-19. Según datos del organismo tributario, 1.955.832 pequeños contribuyentes, de un universo de  4.080.151 registrados, dejaron de pagar su cuota de monotributo en los últimos meses como consecuencia de la fuerte caída de la actividad económica y los ingresos.

Esta situación, entre otros aspectos, derivó en la decisión del Gobierno de presentar el 10 de junio pasado en el Congreso el Programa Alivio Fiscal Monotributo, que una actualización de escalas con un criterio progresivo y manteniendo el valor de la cuota mensual. El proyecto, que ingresó en la Cámara de Diputados, está siendo analizado en la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Entre los principales puntos de la iniciativa se sostiene el valor mensual de la cuota de enero a junio de 2021 tomando como referencia el valor de diciembre de 2020. Además, contempla un plan de pagos de hasta 60 cuotas para las deudas que acumulan los monotributistas y se determina que aumentarán las escalas de manera significativa, complementando el incremento del 35% de principio de año. Este aumento se aplicará a partir de julio próximo con una recategorización semestral y sin que signifique un alza en el valor de la cuota mensual. 

Solo podrán acceder a este alivio fiscal de monotributistas los contribuyentes con ingresos totales que no superen 1,5 vez la máxima categoría de monotributo, que es de $5,55 millones anuales; y con patrimonios de hasta $ 6,5 millones. Dos de cada tres monotributistas están registrados en las categorías más bajas de la AFIP, la A y la B, que hasta mayo permitían facturar anualmente $208.739 y $313.109, respectivamente. En tanto, las cinco categorías más altas agrupan a 292.547 monotributistas, menos del 10% del total.

La AFIP quedó días atrás en el centro de las críticas cuando decidió actualizar la categorización de más de 4 millones de monotributistas, lo que significó que los contribuyentes se encontraran con una deuda con el organismo, que cobró de forma retroactiva a enero los aumentos por la recategorización.

En este contexto complejo, al menos los beneficiarios del plan Potenciar-Trabajo tendrán un aliciente. El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, anunció que los beneficiarios del plan Potenciar-Trabajo recibirán en julio un bono de seis mil pesos para compensar las dificultades de estos meses inflacionarios. Esta solución se parece bastante al “aguinaldo estatal” que integraba el pliego de reclamos de las organizaciones de trabajadores y de izquierda que el viernes pasado cortaron el Puente Pueyrredón durante buena parte del día..

banner pag web (4)

Te puede interesar