70%

El mundo 17 de junio de 2021
Los casos de Nueva York, California y una región de Chile sugieren que con 70% de vacunados se estaría cerca de terminar con la pandemia.
72717142-953D-4F51-B63E-43C9766267A6

Nueva York, California y la región de Magallanes en Chile alcanzaron el 70% de la población adulta vacunada y podrían poner el cartel de “fin a la cuarentena”. En las últimas semanas los casos y ocupación de camas se redujeron drásticamente en esos estados. La tan mentada inmunidad del rebaño dejó de ser un número abstracto y se materializó con el fin de las restricciones en el estado de Nueva York. Allí los restaurantes podrán reabrir en las mismas condiciones que antes de la pandemia.

Dejará de regir la distancia de dos metros por mesa o los separadores de acrílico entre comensales en los restaurantes. Lo mismo ocurre con cines, teatros y estadios que funcionarán al máximo de la capacidad.

En Estados Unidos más de la mitad de la población (52%) recibió al menos una dosis de las vacunas de Moderna, Johnson y Johnson o Pfizer. En Nueva York los casos cayeron por debajo de los 500 diarios.

"Hemos alcanzado el 70% de vacunación. Es el objetivo nacional, y lo hemos alcanzado antes de lo previsto. ¿Qué significa el 70%? Significa que ya podemos volver a la vida que conocemos", dijo el gobernador Andrew Cuomo.

Chile es uno de los países con mayor cantidad de población vacunada, sin embargo los últimos meses fueron los más duros desde que comenzó la pandemia. La excepción está en zona más austral del país.

La región de Magallanes que incluye Punta Arenas y tiene una población de más de 166 mil habitantes disminuyó un 43% los casos en las últimas dos semanas. El 7 de mayo pasado alcanzaron su número máximo de infectados en la segunda ola y el 11 de junio pasaron a ser 342.

Entre esas dos cifras aparece otra que parece ser el causante de la caída abrupta en los nuevos infectados: Magallanes superó el 70% de su población objetivo con el esquema completo de vacunación y ya está en un 75,4%.

Por ahora la caída en el número diario de contagios no tuvo un correlato en la ocupación de camas de terapia intensiva, algo esperable: esas plazas tardan al menos 3 semanas en desocuparse y actualmente llegan al 87%.

Las autoridades chilenas creen que si continúan descendiendo los casos a partir de la semana próxima la ocupación de camas también debería disminuir. El número contrasta la realidad de la región metropolitana que tiene el 98%% de las camas ocupadas. 

banner pag web (4)

Te puede interesar