Brasil confirmó cuatro sedes para la Copa América

América Beat 02 de junio de 2021
Conmebol cerró el contrato de exclusividad con el canal SBT, del magnate Silvio Santos, cuyo yerno es el ministro de Comunicaciones de Bolsonaro. El canal logró desplazar a Globo para transmitir los partidos de Brasil. Disney compró este martes los derechos para pasar los partidos en la televisión por cable.
271F006F-8363-4D88-9540-249AFF70A185

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, con el aval del Ministerio de Salud, dio hoy luz verde a la realización de la Copa América en su país, mientras que su jefe de gabinete, Luiz Ramos, confirmó como sedes a Brasilia, Río de Janeiro, Goiás y Mato Grosso y advirtió que se jugará "sin público". 

Aunque en principio la idea de Bolsonaro recibió el apoyo del gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, uno de sus rivales políticos y siempre crítico del manejo que hizo el presidente de la pandemia de covid-19, entrada la noche rechazó la posibilidad de que la ciudad se postulara también como sede del certamen.

Las sedes elegidas terminaron siendo también una definición política: a Bolsonaro le respondió la región rural sojera (centro-oeste), aliada principal de su gestión, y no el país "futbolero" tradicional. Sin ir más lejos, Brasilia y Cuiabá (Mato Grosso) tienen estadios ociosos desde la organización del Mundial 2014.

"En lo que depende de mí, de todos los ministros, incluso el de Salud, ya está acordado, habrá Copa América en Brasil. El protocolo es el mismo de la Copa Sudamericana, la Libertadores y la Eliminatoria que empieza esta semana", dijo temprano Bolsonaro, en medio de una polémica nacional sobre la conveniencia de organizar el torneo paralelamente a la tercera ola de covid-19. El mandatario dio así su aprobación a la realización del certamen que debían organizar en conjunto Colombia y Argentina. Por motivos socio-políticos, el primero; y por razones sanitarias, el segundo; ambos desistieron de ser anfitriones.

Bolsonaro recibió en principio el respaldo de uno de sus mayores contrincantes, el gobernador paulista Joao Doria, del centroderechista Partido de la Social Democracia Brasileña. Sin embargo más tarde se desdijo y rechazó la posibilidad de ser sede del certamen por consejo de sus asesores sanitarios.

En el Congreso, la oposición repudió la organización del certamen, que se metió en la comisión parlamentaria del Senado que investiga al gobierno y su rol en la pandemia.  

Para Bolsonaro, la polémica sobre la organización del certamen luego de haber sido sede en 2019 tiene que ver con la relación con los medios desarrollada por su gobierno, al que se le opone en términos políticos pero no económicos la cadena Globo, la más importante del país.

Conmebol cerró el contrato de exclusividad con el canal SBT, el cuarto en audiencia, del magnate Silvio Santos, cuyo yerno es el ministro de Comunicaciones de Bolsonaro, Fabio Faria. El canal logró desplazar a Globo para transmitir los partidos de Brasil.

En un acto en el Palacio del Planalto, Bolsonaro dijo que por Brasil "pasaron equipos de Venezuela, Colombia, Ecuador, Paraguay, Uruguay, Chile y Argentina en la Libertadores y Sudamericana. Todos siguieron protocolos sin problemas. Como se hará en la Copa América", sostuvo.

El sitio de noticias UOL, finalmente, informó que el conglomerado estadounidense Disney compró este martes los derechos para pasar los partidos en la televisión por cable.

banner pag web (4)

Te puede interesar