La hora de la verdad

Córdoba Beat 01 de junio de 2021
Cordoba no resiste mas dilaciones ni medidas aisladas sin sentido. Dejó escapar una oportunidad y hoy es necesario que despierte.
185E9ACF-531E-4C78-BF54-A7777A28E21B

La situación que marcan los números de la evolución del coronavirus en Córdoba genera una toma de decisiones cada vez más dinámica.
El cuadro de alerta, sobre todo por la muy alta ocupación de camas críticas en toda la provincia hará que, mal que le pese el gobernador, asuma rápidamente que no da para más.

Desde el Ministerio de Salud se anticipó en las últimas horas que el escenario de restricciones en la provincia podría tener variaciones si el nivel de ocupación de camas criticas con pacientes Covid supera el 80% en el monitoreo que lleva esa cartera.

Ese porcentaje rozaba este lunes el 73% pero viene en aumento sostenido cada día. Ese anticipo, no hace mas que suponer, que las medidas se deben tomar urgentemente, antes de llegar a esa cifra, que luce al menos, no ajustada a la realidad que vive la provincia.

El ministro de Educación de la provincia, desafiante, amenazo con descontar salarios como un único argumento para tratar de justificar lo que no puede con los números arriba de la mesa. Caprichoso o insensato urge que tome conciencia del daño que está produciendo y no se ampare en abstracciones vinculadas a temas de salud mental o de bienestar, cuando se transita una pandemia que se muestra indomable.

Cómo un bálsamo, el ministro Cardozo, confirmó que el próximo fin de semana las restricciones en la provincia serán severas, con la misma modalidad que se aplicó en nueve días hasta el domingo pasado, y tal como lo definía el decreto nacional que las dispuso hace dos semanas. Sirve o de que sirve esa medida. Nadie  lo podría explicar. Hundir la economía para justificar imágenes de guardapolvos blancos y un relato que se olvida que con ellos van de la mano tapabocas, falta de infraestructura, frío, ventanas abiertas, internaciones y muerte.

A la vez, este lunes se sumaron municipios que solicitaron, y obtuvieron aval de la Provincia, para que no se dicten clases presenciales en sus jurisdicciones, ante la situación de alerta de sus situaciones epidemiológicas. ¿Por que ese aval? Sin respuestas.

Juan Monserrat, titular del gremio docente, criticó a la Provincia por el regreso a la presencialidad en los colegios. Además denunció  “aprietes”. 

Cordoba debe tomar medidas para achatar la curva de contagios y aliviar la angustia que vive el sistema de salud. Si la prioridad sigue siendo la de someterse a un discurso vacío y sin fundamentos sobre la presencialidad, que ya no es ni siquiera completa, habrá cometido el peor pecado. Diferenciarse sin hacerlo.

Urgen decisiones. Si no lo hacen la pandemia se los llevará puestos.

banner pag web (4)

Te puede interesar