España cierra mayo con el menor número de fallecimientos desde agosto

El mundo 01 de junio de 2021
Con la evolución actual será posible dejar de usar tapabocas en exteriores “a mediados o finales de junio y casi con seguridad a finales de julio.
1A0AE4B2-BFF5-4B88-A6C8-540874C4B5BD

España cierra mayo con el menor número de fallecidos por covid desde el pasado verano y consolida una tendencia a la baja que todos los expertos consideran ya irreversible ante la velocidad alcanzada por la campaña de vacunación. Más de 2,3 millones de personas han recibido una dosis en la última semana, lo que eleva hasta los 18 millones, el 38% de la población, las que ya han recibido al menos una dosis. 

Los muertos por coronavirus en los últimos 31 días, 1.737 personas, dan una idea de la magnitud del golpe propinado por una pandemia, incluso en estos últimos coletazos, que ya se ha llevado casi 80.000 vidas en España, según los registros. Esta contabilidad no incluye miles de decesos en la primera ola cuyo diagnóstico de coronavirus no se pudo confirmar. Pero aún siendo muchísimos, los fallecidos en el último mes son casi un 40% menos que en abril (2.757) y algo más de una cuarta parte de los registrados en marzo (6.317). Y la curva sigue descendiendo: este lunes notificaron 48 fallecimientos en los últimos tres días. Las muertes notificadas en los tres fines de semana anteriores eran prácticamente el doble: entre 91 y 103.

Hay que remontarse a agosto de 2020, con 649 fallecidos, para encontrar un mes con mejores indicadores. Todos estos datos proceden del balance diario ofrecido por el Ministerio de Sanidad, aún pendientes de consolidar por el Instituto de Salud Carlos III.

Los nuevos casos notificados por Sanidad ascienden a 9.732 positivos, manteniendo una tendencia a la baja muy suave que rompen algunas comunidades, con Andalucía a la cabeza, que registran un leve repunte. El director de Emergencias de Sanidad, Fernando Simón, considera que “la evolución de la transmisión está estabilizada y es muy posible que se mantenga así en las próximas semanas”.

Los expertos coinciden en que ya está más cerca el final de la pandemia, aunque aún queda un largo trecho para volver a la normalidad. Mientras los hospitales siguen vaciándose de pacientes de coronavirus, España vive durante estos días una estabilización de la incidencia tras semanas de descensos.

Quique Bassat, epidemiólogo e investigador ICREA del instituto ISGlobal (Barcelona), afirma que “era un cambio previsible tras la relajación de medidas que trajo el fin del estado de alarma”. “Algunos incluso esperábamos un incremento marcado de diagnósticos, aunque la repercusión clínica que tendrá debería ser escasa porque el incremento de casos se concentra en la población más joven. Es la que incurre en más conductas de riesgo, pero también la que desarrolla cuadros clínicos más leves”, explica.

La inmensa mayoría de la población de riesgo, por edad o patologías asociadas, ya está vacunada en España, repiten con alivio los expertos. “Los nuevos ingresos son de gente más joven y mejor evolución clínica”, afirma José Miguel Cisneros, jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla). “Pero aún no nos podemos relajar como sociedad. Primero, porque el descenso de la ocupación hospitalaria se va produciendo, pero será lento. Y segundo, porque hay algunos perfiles vulnerables a los que el virus aún golpea”, añade Cisneros.

banner pag web (4)

Te puede interesar