Los laboratorios con los que el Gobierno negocia mas vacunas

El País 30 de mayo de 2021
De los sueros cubanos a la que desarrolla Bayer. Buscan definir la cantidad de dosis de CanSino y establecer un cronograma de entregas. Cuales son las candidatas.
DDFD281B-17D5-4103-A8DE-29B5CD52D932

“Cerramos con CanSino, que es otro laboratorio que también hizo el ensayo clínico aquí en la Argentina”, fue la frase de Santiago Cafiero respecto a los avances de las negociaciones con ese laboratorio chinocanadiense que desarrolla un suero contra el coronavirus de una sola dosis. Aunque el jefe de Gabinete habló de un acuerdo con esa firma, aún restan definir cuestiones centrales como la cantidad de dosis a recibir, el precio unitario de cada una y el cronograma de entregas.

Las conversaciones con CanSino Biologics Inc. es una de las siete negociaciones que la Casa Rosada tiene abiertas con el objetivo de ampliar el catálogo de vacunas disponibles en el país.

El Gobierno logró acercar posiciones con Pfizer respecto a la cuestión de la “negligencia” y se muestra optimista de cara a un posible acuerdo con Johnson & Johnson. Además, la supervisión de los avances de la vacuna cubana y el interés por un suero poco conocido que desarrolla el laboratorio Bayer.

Estamos negociando con Johnson & Johnson”, contó Cafiero el miércoles. En rigor las charlas comenzaron hace meses y el Gobierno se muestra confiado en obtener dictamen favorable después de mitad de año. Es, en rigor el próximo acuerdo que podría firmarse.

Este laboratorio produce la vacuna conocida como Janssen, que está pendiente de aprobación en la ANMAT desde hace varios meses. El acuerdo con este laboratorio podría ser por órdenes de compra, es decir, se pagan a medida que se entregan las dosis.

Este suero se suministra con una sola dosis y es utilizado en varios países, entre estos los Estados Unidos. El 13 de abril fue suspendida en esa nación debido a la aparición de cuadros de trombosis. A fin de mes se anunció que esos cuadros eran poco frecuentes y se retomó la inoculación.

Soberana II y Abdala
“Ya estamos en La Habana con Cecilia Nicolini para conocer de parte de las autoridades sanitarias e investigadorxs de Cuba los avances del desarrollo de las vacunas Abdala y Soberana”, escribió en su cuenta de Twitter la ministra de Salud Vizzotti luego de comenzar el recorrido por la planta donde se desarrolla ese suero contra el COVID-19.

Ambas vacunas son desarrolladas íntegramente por científicos cubanos. La funcionaria no solo se interesó en conocer en detalle cómo es el proceso de formulación de la vacuna, sino que verificó que Cuba tenga la capacidad de producir a gran escala esos sueros. Las autoridades argentina también dialogaron con sus pares cubanos para conocer si la vacuna estará disponible este año.

Conocer la capacidad de producción de un posible vendedor es un aspecto fundamental para la negociación para evitar que se produzcan retrasos como ocurrió con el contrato con AstraZeneca y la propia Sputnik V.

En este sentido, aún no hay precisiones respecto a cuándo se podría firmar el contrato y se desconoce qué cantidades podría incluir el convenio. Cerca del Presidente Alberto Fernándezaseguran que el suero cubano está a la altura de otras vacunas contra el COVID-19, aunque todavía la Organización Mundial de la Salud (OMS) no le otorgó su categoría de “excelencia”.

En este sentido, otra de las cuestiones que se discutirá durante la visita a Cuba es la posibilidad de que la Argentina participe de la cadena de producción de este suero a través de alguno de los laboratorios locales con capacidad para hacerlo. Un ejemplo de esto es el caso de Richmond, que negocia con el Instituto Gamaleya el envasado de Sputnik V en el país.

La vacuna Abdala está en la etapa final de los ensayos de fase III, realizados por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) en la isla caribeña, aunque ya comenzó a fabricarse a escala industrial, según anunciaron las propias autoridades locales.

Curevac
A través de una videoconferencia desarrollada el 18 de febrero pasado que encabezó Monsalvo, el Gobierno se interesó en la vacuna Curevac que desarrolla el laboratorio Bayer S.A. cuyo representante fue María Jimena Fernández Bartolomé, titular de la firma para el cono sur. Del encuentro también participó la ministra de Salud de la Nación Carla Vizzotti. Se espera que la Agencia Europea de Medicamentos apruebe esta dosis en julio. El suero ya fue probado en la Argentina, en un estudio de fase clínico realizado en la provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, entre otras.

Novavax
El Gobierno también inició charlas con la farmacéutica Novavax, que lleva adelante un estudio a gran escala en el Reino Unido. Se trata de un suero que se encuentra en etapa de experimentación ya que es el primero que usa nano moléculas, es decir, no se inyecta el virus para generar anticuerpos.

Moderna
El Gobierno mantiene conversaciones con el laboratorio norteamericano, que ya advirtió que no podrá enviar dosis hasta el segundo semestre del 2021. La firma estadounidense primero debe abastecer al mercado local y luego podrá vender al exterior. No se habla de de grandes contratos o lotes, sino  cerrar un trato por pequeñas entregas, de alrededor de 100 mil dosis por entrega.

Pfizer
La última audiencia con autoridades de Pfizer se produjo el 12 de abril a las 16. Ese día, Juan Ignacio Romano, Director de Asuntos Corporativos de la compañía internacional, entró al despacho de la ministra de Salud de la Nación Carla Vizzotti, en donde también se encontraba el Secretario de Gestión Administrativa de esa cartera Mauricio Alberto Monsalvo, el hombre por el que pasan todas las negociaciones de contratos por dosis.

La charla fue amena, y las autoridades de Salud transmitieron la intención de retomar el diálogo con Pfizer para la adquisición de vacunas, tras la frustrada negociación durante la gestión de Ginés González García. Lo que parecía ser un nuevo impulso de estas charlas parece haberse enfriado en las últimas semanas. De hecho el jueves el presidente Alberto Fernández habló de que el laboratorio lo ponía en una “situación muy violenta de exigencias”. Luego intentó calmar las aguas y dijo que las conversaciones “nunca se cortaron”.

banner pag web (4)

Te puede interesar