Kicillof envía un millón de turnos y acelera el plan de vacunación

El País 29 de mayo de 2021
Este viernes se enviaron 400.000 turnos. El resto se enviarán entre sábado y lunes.
F1FA1AE7-7808-4279-8666-A8A0D650513C

En las próximas horas, el gobierno de Axel Kicillof estará enviando alrededor de un millón de turnos para la vacuna contra el coronavirus. Este viernes se envió una tanda de 400 mil y el resto llegará a los inscriptos entre sábado y lunes.

En los últimos días, el gobierno nacional distribuyó un total de 2.684.600 vacunas a las 24 jurisdicciones del país. Según se informó oficialmente, esa cifra se alcanzará luego que entre viernes y sábado las provincias y la ciudad de Buenos Aires reciban 400.200 dosis del componente 1 de Sputnik V, 80.100 dosis del componente 2 y 600.100 de Astrazeneca obtenidas a través del mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud.

De lo repartido, a la provincia de Buenos Aires le llegaron 389.850 dosis del componente 1 de la Sputnik desarrollada por el Instituto Gamaleya y 30.900 dosis del componente 2. 

En tanto, llegarán en las próximas horas 626.200 dosis de la partida de 2 millones de AstraZeneca que llegará el lunes al país procedente de Canadá.

En La Plata mantienen el hermetismo respecto de la aceleración del plan de vacunación toda vez que se esperan detalles para el sábado cuando ministros del gobierno informen oficialmente a la prensa.

La llegada masiva de dosis lleva tranquilidad al gobierno que ahora se enfoca en sumar bonaerenses se inscriban en el registro oficial para ser vacunados. Hasta ahora, lo hizo el 60% de la población objetivo, que la provincia fijo en unos 12 millones de personas.

En rigor, hasta el miércoles en la app Vacunate se habían inscripto 7.283.443 bonaerenses y ya se vacunaron casi la mitad. En la provincia creen que si la llegada de vacunas se sostiene a este ritmo podrían vacunar a unas 100 mil o 120 mil personas por día, el límite de la capacidad del dispositivo desplegado en todo el territorio para aplicar dosis diarias.

Es que, a pesar de que falta registrarse casi 5 millones de personas de la población a vacunar, la preocupación en el gobierno pasa por buscar a quienes no están registrados y son parte del grupo de riesgo, esto es mayores de 60 años y personas de cualquier edad con enfermedades preexistentes.

La población de riesgo de la provincia asciende a 5.700.000 personas y al 10 de mayo en el gobierno estimaban que se anotaron para ser vacunados 4.700.000. Ese millón que falta es la principal preocupación por estas horas en La Plata y donde se focaliza la campaña de registro.

En el gobierno de Kicillof consideran que la característica de ese grupo de 1 millón de personas que aún no se registró para recibir la vacuna es la misma que el resto de la población por fuera del grupo de riesgo que tampoco se anotó. Esto es: un 20% conformado por un núcleo duro anti vacuna al que va a ser muy difícil convencer de registrarse. Y un 80% conformado por sectores marginales, invisibles, al que incluso el propio Estado tiene dificultades para llegar e individualizar.

Para llegar a ese sector se trabaja en los barrios y allí el rol de los intendentes será clave. Ellos son los que tienen la estructura barrial y el vínculo con referentes de las villas y asentamientos. La cooperación entre los jefes municipales y el Estado bonaerense aparece por estas horas como una línea de trabajo clave para inscribir al millón de personas que falta del grupo de riesgo.

banner pag web (4)

Te puede interesar