La Iglesia les pide al Gobierno y a la oposición “una tregua”

El País 25 de mayo de 2021
El pedido fue hecho por el presidente de la Conferencia Episcopal, el obispo Oscar Ojea, ante los constantes cruces verbales.
401E371C-5FD8-4A9E-8BF3-DDEA7359051D

El presidente de la Conferencia Episcopal, el obispo Oscar Ojea, planteó que el oficialismo y la oposición -y todos los que exponentes de uno y otro lado de la grieta política que divide a los argentinos- establezcan “una tregua” ante e agravamiento de la pandemia porque “si estamos juntos vamos a poder enfrentar mejor este momento”.

En un videomensaje con motivo de la celebración del 25 de Mayo que fue subido a las redes sociales, monseñor Ojea comienza diciendo que “celebramos el Día de la Patria en un tiempo duro, doloroso y difícil” y que ello lo llevó a pensar en la necesidad de una tregua y a buscar en internet “la experiencia humana de las treguas en las guerras”.

Cuenta que allí se encontró “con la tregua en la guerra del '14 entre franceses y alemanes, una notable tregua de Navidad, que fue pactada por las segundas líneas y que refleja una necesidad del corazón de tener un día de solaz; hasta jugaron al fútbol y después volvieron a la trinchera”.

“Pensé en la capacidad de la naturaleza humana de poder, en un momento tremendo como es una guerra, hacer un paréntesis”, contó.

Añade que también encontró “el ejemplo de los alemanes avanzando hacia Rusia en el año '16, en la zona de Lituania, en la zona de Bielorrusia, y que cuando estaban en la trinchera fueron atacados por una gran manada de lobos que, atraídos por los cadáveres, se cebaron y comenzaron a atacar a los soldados de ambos bandos”.

Y completa la narración: “Entonces los capitanes convinieron en primero terminar con la jauría de lobos y luego volver a la trinchera, es decir, había un peligro mayor que los llevo a hacer una tregua”.

“Volví a pensar qué maravilla es la naturaleza humana en ese poder ver aquello que es prioridad, dar el primer lugar a lo que tiene el primer lugar”, afirma.

Por eso, destacó “qué bueno sería en nuestra Patria que pudiéramos darnos una tregua en medio de nuestras diferencias, de nuestras distintas maneras de sentir, de pensar, de ver, de opinar, de enojarnos, de agredirnos”.

“Qué bueno sería -consideró- que pudiéramos nosotros hacer un tregua mirando aquello que es lo más importante en este momento, cómo ayudarnos a superar esta enfermedad ser conscientes de que tenemos que estar juntos porque si estamos juntos vamos a poder enfrentar mejor este momento”.

Y concluyó: “Le pedimos al Señor por nuestra Patria, le pedimos que la cuide; le pedimos a la Virgen, la Madre de nuestra Patria, que la cuide, especialmente en este momento tan difícil, que nos ayude a poder convivir mejor en este momento de dolor “.

banner pag web (4)

Te puede interesar