Tres días hábiles y vacunas: los motivos políticos para aceptar el cierre estricto

El País 21 de mayo de 2021
Tras el zoom compartido con Alberto, los gobernadores aceptaron acompañar el nuevo cierre. Contagios desbocados, la llegada de las vacunas pendientes y la promesa de una cuarentena dura de sólo tres días hábiles.
EB83133D-3F46-46BF-8027-113C90CBACAB

Antes de sumarse al zoom con los once gobernadores y el presidente, Horacio Rodríguez Larreta tenía decidido aplicar un shock de fin de semana. La Fase 1 light se iba a concretar en la Capital el sábado y domingo próximos, más el 29 y 30 de mayo. Respecto a la modalidad de las clases, pensaba ceder un poco ante la Casa Rosada, sin bajar por completo su bandera de la presencialidad educativa. Que se doble, pero que no se rompa, ante las presiones que surfea por izquierda y derecha. 

Su plan era que la secundaria pase a ser plenamente virtual por dos semanas, en un gesto parcial hacia la estrategia sanitaria de Alberto Fernández. Pero a la vez pretendía mantener las escuelas primarias abiertas. Después de haber puesto el listón discursivo tan alto, de haber ganado la pulseada por la autonomía porteña en la Corte Suprema, de haber coincidido con Mauricio Macri y Patricia Bullrich en la cruzada por la presencialidad, de haber asegurado que las burbujas escolares eran infalibles contra los contagios de Covid-19, a Larreta no le resultaba tan sencillo dar marcha atrás por dos semanas. Pero estaba dispuesto a introducir una suerte de cuarentena estricta por dos fines de semana. La suba récord de contagios le dejo poco margen. Desde el martes pasado, ante la escalada de casos y muertes, con la ocupación de camas de terapia intensiva por encima del 80%, su ministro de Salud Fernán Quirós venía abriendo ese mismo paraguas. 

En Córdoba rápidamente se adhirió a la medida dispuesta por el Gobierno nacional, establecida desde el sábado 22 a las 0, hasta el domingo 30 de mayo inclusive. En un comunicado se informó la decisión, minutos después de los anuncios por cadena nacional del presidente Alberto Fernández.

Esto incluye un cronograma de severas restricciones de circulación por nueve días en el país, con permiso de circulación para actividades esenciales y para el resto de los ciudadanos sólo entre las 6 y las 18, en cercanías de los domicilios particulares.

El ministro de Gobierno de la Provincia, Facundo Torres, precisó el alcance de esa decisión para esta provincia: “La adhesión al decreto nacional es total”, dijo.

También anticipó que no habrá distinciones por departamentos o regiones según su situación sanitaria temporal y que el mismo criterio será aplicable de manera uniforme en todo el territorio provincial.

No habrá clases presenciales ni virtuales en ningún nivel educativo en Córdoba, durante miércoles, jueves y viernes. Lunes y martes serán feriados y los otros cuatro días de los nueve del confinamiento serán dos sábados y dos domingos.

Tampoco en Córdoba se permitirá la circulación por calles urbanas ni por rutas de personas que no demuestren que desarrollan actividades esenciales. “Para circular, como en el resto del país, se deberá llevar el certificado de la aplicación nacional Cuidar”, apuntó Torres.

Esa restricción de circulación incluirá los viajes por motivos turísticos. El ministro confirmó que quienes hayan reservado alojamiento, por ejemplo en las Sierras, para estos dos fines de semanas, “deberán reprogramarlos” con los prestadores del servicio.

Torres también admitió que se dispondrá de mayores controles policiales para asegurar el cumplimiento del decreto. “Este viernes se resolverá la mecánica, pero habrá controles en calles y en rutas”, anticipó.

“Sólo las actividades esenciales que comunicó la Nación quedan habilitadas”, insistió Torres, tras reconocer que las medidas son “más severas” que las que se venían especulando como posibles para Córdoba en los últimos días

Torres también indicó que este viernes se terminarán de resolver y de anunciar los detalles del modo de aplicación del decreto nacional en Córdoba, y anticipó que a las 18 habrá una reunión entre funcionarios provinciales y la totalidad de los intendentes y jefes comunales en las que se acordará la aplicación de las medidas en todo el territorio y se definirán los alcances para cada sector y actividad.

Una serie de factores: principalmente, que la curva de contagios no da tregua; que existía consenso amplio entre los demás gobernadores para apoyar la jugada presidencial; que de los nueve días de fase 1 sólo habrá tres días hábiles de clases; y que el país  multiplicará el proceso de vacunación en los próximos días.  

banner pag web (4)

Te puede interesar