El día que "nació" Alberto

Claves 18 de mayo de 2021
A dos años, cómo se gestó el anuncio de Cristina que lo terminó llevando a la presidencia. Fue el nacimiento del Frente de Todos, que cinco meses después, ganaba la elección.
11BF3674-CCF5-4EEF-A31B-56E7A2BADDB7

A las 9.02 de la mañana del sábado 18 de mayo de 2019 llegó la bomba política de ese año. En forma de posteo, inusual por día y horario. Cristina Kirchner , la misma que tres semanas había sorprendido con su libro "Sinceramente" que nadie esperaba, escribió en sus redes: "En la Semana de Mayo, reflexiones y decisiones". Había  un link a un video de YouTube de casi 13 minutos de duración. La síntesis nunca fue lo suyo.

"Le he pedido a Alberto Fernández que encabece la fórmula que integraremos juntos, él como candidato a presidente y yo como candidata a vice", lee la entonces senadora con una imagen de archivo, de nueve días antes, de lo que lo sería la fórmula del Frente de Todos.

A falta de otro metraje más reciente, el cineasta Tristán Bauer, que editó el ahora famoso video, apeló a una caminata de Cristina por los pasillos de la Feria del Libro en la que se le acerca su ex Jefe de Gabinete. Cámara en mano y movida, ralentizado para extender el instante mientras dura el texto que escribió la propia ex mandataria un día antes. 

La imagen es el 9 de mayo, en una masiva presentación del bestseller en La Rural, la ex Jefa de Estado reveló: "Quiero agradecerle a quien me dio la idea de escribir un libro, que está ahí en primera fila, es Alberto Fernández ".

Con el cumplido público sus acciones se dispararon. Eduardo Valdés, amigo en común de ambos, arriesgó con una sonrisa a la salida del evento: "Ya tenemos el Vice". Ni él sospechaba que el binomio podría llegar a ser al revés. 

Después de años de distanciamiento, tras pedirle la renuncia en 2008 en la pelea con el campo, Cristina Kirchner se reencontró con Fernández, que venía de haber sido jefe de campaña de Florencio Randazzo en 2017, su contrincante a la senaduría bonaerense. Luego de la reconciliación, su ex funcionario repitió el rol que había asumido con Néstor Kirchner en 2002: llevar al Instituto Patria a otros dirigentes, desencantados como él con el último cristinismo.

Fue el miércoles 15 cuando la ex senadora lo llamó, mientras estaba dando clases en la UBA, para convocarlo a su departamento de Recoleta. Ahí le dijo que él sería el candidato. No le pareció una buena idea, como relató después, y le pidió a Cristina Kirchner que refelexionara. Empezó la cuenta regresiva. 

Pasaron 48 horas en la que no cambió de opinión y comenzó la edición del video en el Patria. El viernes 17, con Máximo Kirchner, Fernández almorzó con intendentes bonaerenses que pretendieron sacarle, sin éxito, si Cristina sería candidata. 

Del apuro dependía la sorpresa, factor de estrategia política K en su ADN, reutilizado incluso semanas antes en el anuncio del libro: cuanto más se demorase, más chances habría de filtración. 

Antes de las 9, le enviaron a Cristina Kirchner el material terminado para el aval final. Se subió casi de inmediato. El equipo de prensa reenvió el tuit sin ninguna aclaración. Hoy se continúan sorprendiendo porque los canales de TV tardaron cerca de media hora en reportar la doble noticia: el primero fue A24. 

"Nos llamaban periodistas y nos preguntaban si estaba confirmado. Mirá: lo está confirmando ella", se ríen a la distancia en el Patria. Sucede que recién casi a los dos minutos, con previo fundido a negro, la ex mandataria devela la definición, que al fin y al cabo lo prometía el propio título del video. Una pista deja antes, cuando apela al apotegma peronista de "Primero la Patria, después el movimiento y, por último, los hombres". "Una mujer. Permitánme sólo por un instante, un poco de humor feminista", corrige la actual Vicepresidenta.

La noticia generó un efecto dominó. Primero durante la mañanase bajaron los precandidatos del espacio que hasta ese momento recorrían el país, como Agustín Rossi o Felipe Solá. Daniel Scioli estiró su renunciamiento unas semanas. Y al mediodía llegarían los respaldos, también 2.0, de los gobernadores del PJ. "Tengo respeto por Alberto", reaccionó Sergio Massa. El Frente de Todos comenzaba a latir. 

banner pag web (4)

Te puede interesar