El mundo en un sólo lugar El mundo en un sólo lugar

La inflación de noviembre bajó a 4,9% y se aleja la posibilidad de cerrar 2022 con 100% anual

Economía 16/12/2022
inflacion-gondola-consumo-precios

La inflación que mide el Indec a nivel nacional dio 4,9% en noviembre, muy por debajo del dato que anticipaban los analistas privados. De acuerdo con el informe oficial, la baja de alimentos, que tiene gran incidencia en la canasta de todas las regiones del país contribuyó a compensar el impulso que le dio al nivel de precios el aumento de las tarifas de servicios públicos. 

En comparación con el mismo mes del año anterior, la inflación fue de 92,4% y acumula un 85,3% en los primeros 11 meses del año, lo que alienta la posibilidad de que 2022 cierre con una inflación por debajo de los tres dígitos. 

L4NM3RK7GVE3VKVCMXA2KTX2E4

El dato mensual es más de un punto porcentual inferior al pronóstico del mercado que recogió el Banco Central en su  último relevamiento oficial, que era de 6,1%. Según las consultoras y bancos consultados, la inflación de diciembre estará por encima (6,3%) y bordeará la línea del 6% a partir de 2023. Esta misma medición ubica a la inflación anual en 99%. 

El rubro de mayor incremento fue Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (8,7%), que recogió los aumentos derivados de la quita parcial de subsidios, pero también, en menor medida, un nuevo aumento en los sueldos de los encargados de edificios. Le siguieron en importancia Comunicación (6,4%) –sobre la que incidió principalmente la suba de los servicios de telefonía e internet– y Bebidas alcohólicas y tabaco (6,3%), cuyo mayor impacto se dio por el aumento de los cigarrillos.

Una curiosidad es que, a diferencia de lo que ocurre habitualmente, en el informe de noviembre se advierte que aumentaron más los precios regulados por el Estado (6,2%) –lo que se explica por las mencionadas subas de los servicios- que la inflación “núcleo” (4,8%) y la de los productos estacionales (4,1%). 

 
El precio de los alimentos, el rubro que mayor impacto tiene en las familias de menores recursos y el que más afecta el humor social, se viene desacelerando desde octubre

El precio de los alimentos, el rubro que mayor impacto tiene en las familias de menores recursos y el que más afecta el humor social, se viene desacelerando desde octubre. Un factor central en la moderación de esta categoría es lo que ocurrió con la carne, que incluso mostró ajustes de precio. La explicación: la sequía y su posible efecto de escasez de alimento para los animales desencadenaron una faena prematura por parte de los productores ganaderos y aumentó la oferta del producto. En noviembre cayó 3,2% el precio de la carne picada, 1,2% el del cuadril y 0,5% el de la paleta. 

87f9c285-cc8e-435b-a59e-30bd21d934f2_16-9-discover-aspect-ratio_default_0

También se registraron retracciones fuertes en el precio de verduras de gran importancia en la mesa argentina. El tomate cayó 14,3%; la cebolla, 14,1% y la papa, 7,8%. En el otro extremo, los aumentos más pronunciados lo reflejaron algunas frutas como el limón (27,8%) y la banana (26,1%). 

En la comparación interanual, se mantiene en dos la cantidad de rubros que superaron la barrera del 100%. Prendas de vestir y calzado –sector con el que el ministro de Economía, Sergio Massa, cerró un acuerdo de precios ayer–, que subió 122,4% y Restaurantes y hoteles, que escaló 106,3%.  

El rubro de mayor incremento fue Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (8,7%), que recogió los aumentos derivados de la quita parcial de subsidios

Noviembre no es un mes especialmente inflacionario, a diferencia del último del año. En 2021, el IPC de noviembre anotó una suba de 2,6% y saltó a 3,8% en diciembre. De todos modos, en el Gobierno confían en que se mantendrá la tendencia a la baja. Este jueves la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, aseguró que hay un “proceso de descenso de inflación” en el país. “Eso lo estamos notando todos los que vamos al supermercado a hacer las compras, hay una desaceleración de precios y por suerte estamos entrando en un contexto de relativa calma”, destacó. 

Si bien en el informe de diciembre se verá el impacto pleno, en noviembre comenzó a percibirse el efecto del programa Precios Justos, que incluye el congelamiento hasta marzo del precio de cerca de 2.000 bienes de consumo masivo. Es solo uno de los diez acuerdos de precios que cerró Massa en sus poco más de cuatro meses de gestión, que – según la estrategia enunciada por él– apuntan a moderar expectativas y estimular el consumo mientras se intenta ordenar las cuestiones macroeconómicas de fondo. 

Para diciembre, los alimentos muestran ya un ritmo de aumento superior al de noviembre, aunque inferior al de meses anteriores. Según la consultora LCG, en la primera semana de diciembre la suba fue de 1,12%, lo que representa un alza porcentual respecto de la semana anterior de 0,8 puntos. De todos modos, si se compara con la primera semana de los últimos meses, el porcentaje es de alrededor de la mitad. 

Según LCG, que hace el relevamiento en cinco supermercados, lo que más aumentó fueron las frutas (3,1% semanal), seguido de condimentos y comidas listas. Harina, carnes y aceites, categorías que en otros momentos estuvieron al tope de las subas, fueron los productos que mostraron menores alteraciones en el precio. 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter