Dos estudios arrojan nuevos datos sobre Ómicron en Reino Unido

Claves 23 de diciembre de 2021
Análisis de hospitalizaciones, tercera dosis y el tiempo de incubación
68E845C6-96E2-40A9-81D5-AB0A43E3D0DA

La variante Ómicron del Covid es un enigma para los investigadores científicos aun. Pero si bien se sabe que es más transmisible, ahora se ha descubierto en Gran Bretaña que puede producir “una enfermedad menos grave que su variante Delta”.

Los gobiernos no se atreven a arruinarle otra Navidad a sus ciudadanos con cierres y confinamientos. Pero con los contagiados superando los 100.000 al día, todos esperan escuchar medidas más restrictivas después del 31 de enero para preservar vidas, evitar una expansión mayor e impedir que los hospitales desborden de casos graves. La razón de estos temores es la rápida transmisibilidad del Ómicron.

Los asesores científicos les informaron a dos ministros que Gran Bretaña se encuentra en "una fase incierta y potencialmente peligrosa de la pandemia". Pero este llegaron un datos y poco a poco está emergiendo una imagen nueva de sus características.

Está empezando a acumularse evidencia de que es menos probable que Ómicron cause enfermedades graves como la variante Delta.

Optimismo que llega de Escocia
Los datos de Escocia proporcionan la imagen más optimista. Un estudio analizó a casi 127.000 personas con doble vacuna, que contrajeron la variante Delta, y casi 24,000 casos confirmados de Ómicron.

Los investigadores tomaron en cuenta la edad, el sexo y las condiciones de salud subyacentes. Luego predijeron cuántos de la variante de Ómicron habrían ingresado en el hospital si hubieran sido infectados con Delta.

Las admisiones hospitalarias de Ómicron fueron mucho más bajas de lo esperado. En general, el estudio sugiere que el riesgo se redujo en aproximadamente un 64 por ciento.

Los investigadores llamaron a los resultados "una buena noticia calificada". La mayoría de las personas del estudio eran relativamente jóvenes y el número total de personas que necesitaban tratamiento hospitalario era muy pequeño: solo 18.

El Imperial College
Un equipo del Imperial College de Londres informó sobre una reducción más moderada del riesgo de tratamiento hospitalario. En su estudio, los casos de Ómicron tenían entre un 15 y un 20 por ciento menos de probabilidades de necesitar ir a Urgencias, y entre un 40 y un 45 por ciento menos de probabilidades de ser ingresados ​​por una noche o más.

La eficacia reducida de la vacuna contra Ómicron podría contrarrestar el perfil de gravedad reducido de la variante más nueva, advirtieron.

El número de casos diarios ha superado los 100.000. Pero todavía no se ha visto el crecimiento exponencial esperado si las infecciones por Ómicron se duplicaran cada dos días, como sugirió Sage la semana pasada. Algunos científicos creen que esto se debe a que han alcanzado los límites de la capacidad de testeo.

22216591-CB38-4EAE-8F66-A8AA7C6E842D

Falta personal científico
 
Al profesor Alan McNally, de la Universidad de Birmingham, le preocupa que el Reino Unido esté volando a ciegas. "El número de pruebas realizadas ha sido estático durante días", dijo. Pero los datos de vigilancia genética sugieren que debería haber quedado expuesto un aumento.

Él cree que el sistema de testeos está en crisis. "Sé que a los laboratorios les falta personal y que tardan cinco días en realizar las pruebas. Por lo que es evidente que tienen dificultades" analizó. Eso quiere decir que habría muchos más casos que los informados.

El número medio de pruebas de PCR, de acuerdo con un promedio móvil de siete días, es el más alto que jamás haya existido, con 572.000 y ha aumentado un 14,5 por ciento en una semana.

La pregunta crucial es si las cifras que hay en el sistema son precisas. Se está utilizando alrededor del 70 por ciento de la capacidad. Esto está más cerca del máximo que en cualquier otro momento desde octubre del año pasado.

Ómicron y los jóvenes
El profesor Francois Balloux, del University College de Londres, cree que los casos de Covid están alcanzando su punto máximo. "Es muy poco probable que esto se deba a que se ha agotado la capacidad de prueba", dijo. “Solo alrededor del 10-15 por ciento de las pruebas de PCR resultaron positivas”, agregó.

"Las infecciones tendrían que aumentar drásticamente, antes de que la infraestructura de pruebas de Covid pudiera verse abrumada" explicó.

16641C42-858F-40B4-B7C5-9EB1BFBF77B1

Balloux cree que es más probable que las infecciones se mantengan bajo control mediante una alta tasa de inmunización. “Es más probable que Ómicron reinfecte a las personas que están inmunizadas. Pero tres dosis de vacuna aún brindan una buena protección contra la infección”, dijo. "Esto probablemente explica en parte por qué Ómicron todavía circula preferentemente entre los jóvenes" aseguró.

Ómicron parece comportarse de forma ligeramente diferente a otras cepas. Es mejor para eludir la inmunidad proporcionada por las vacunas y la infección previa. Sin embargo, Balloux no cree que sea inherentemente más contagiosa.

“Los infectados por Ómicron, en promedio, no transmiten a un número mayor de personas que los infectados por Delta. En cambio, parece que su crecimiento inicial ha sido tan explosivo porque el período de incubación de Ómicron es significativamente más corto, y las personas infectadas lo transmiten más rápido a otros ", dijo.

Londres, el corazón de la pandemia
Todos los ojos están puestos en Londres, el centro del brote. El lunes, 301 personas fueron ingresadas en el hospital de la capital con Covid. Una semana antes había habido 169. El promedio de siete días de admisiones ha aumentado un 46 por ciento.

Al mismo tiempo, la proporción que ingresa después de dar positivo se encuentra en uno de los niveles más bajos observados, alrededor del 1,9 por ciento. Llegó al 5 por ciento en julio y llegó al 13 por ciento en diciembre pasado.

En Londres ha habido un fuerte aumento de personas que dan positivo en el hospital mientras reciben tratamiento por otras cosas. Hubo 290 casos de este tipo el 13 de diciembre, un aumento del 58 por ciento en una semana.

El rol de la tercera dosis
Los datos que llegan desde Escocia sugieren que la tercera dosis funciona contra el Ómicron. Una tercera dosis está asociada a una reducción del 57 por ciento del riesgo de la infección.

Ante este panorama en Gran Bretaña y ante el temor de un desborde hospitalario, las autoridades del servicio de salud británico están preparadas para instalar pequeños hospitales, a los que llaman “pequeños Nightingales”, en los estacionamientos ante un aumento de los contagios con Ómicron el mes próximo.

El NHS llamó a crear hospitales de campo, que puede ocuparse de 100 pacientes al mismo tiempo. Oficinas y salas de reuniones pueden ser transformadas en hospitales temporarios en el reino.

El ejército va a ser convocado para construirlos como en la primera ola. Los hospitales recibieron instrucciones para chequear la capacidad de sus morgues.

Al menos 1 de cada 7 médicos en Londres está fuera de su trabajo en estos días. La falta de personal es la otra grave cara de la pandemia.

En Sudáfrica muestran que personas con dos dosis de la vacuna Pfizer, con una segunda da.

banner pag web (4)

Te puede interesar