Argentina paga mañana 1.850 millones de dólares al FMI

El País - Economía 21 de diciembre de 2021
Con superávit récord, terminará 2021 sin acumular dólares y las reservas vuelven al nivel de 2020.
6193b276dfe8b_750x500

El Fondo Monetario Internacional aprobó ayer un quinto y último alivio del servicio de deuda a 25 países de bajos ingresos. Es un nuevo apoyo por un total de 82.1 millones de DEG (Derechos Especiales de Giro) que equivalen a cerca de 115 millones de dólares. 

El objetivo es que esos países puedan liberar recursos financieros para apoyo sanitario, social y económico. Desde abril de 2020, los países de menores recursos, principalmente de África, recibieron alivios de deuda por aproximadamente 964 millones de dólares. 

Argentina enfrenta el miércoles un vencimiento de 1850 millones de dólares correspondientes al segundo vencimiento de capital del acuerdo al que arribó el gobierno del ex presidente Mauricio Macri. 
Cuando Argentina gire al Fondo Monetario Internacional, este miércoles, los cerca de U$S1850 millones de dólares correspondientes al segundo vencimiento de capital del acuerdo stand by que firmó la administración de Mauricio Macri, las reservas del Banco Central caerán a un nivel similar al que tenían hace un año. Eso, con un superávit comercial que, según estimaciones privadas, cerrará 2021 en unos altísimos U$S16.000 millones y con el extra de Derechos Especiales de Giro (DEG) que el FMI giró a los países y que el Gobierno usó prácticamente en su totalidad para saldar deuda con el organismo.

Hasta este viernes, las reservas brutas totalizaban U$S41.117 millones. Al restarle el vencimiento de capital del miércoles 22, bajarían a unos U$S39.300 millones, sin contar movimientos adicionales -en la última semana, el Banco Central pudo comprar un remanente de divisas en el mercado de cambios. Con esos ajustes al margen, la cifra será similar a los u$S39.387 millones con los que la entidad que preside Miguel Pesce terminó 2020.

El saldo positivo de la balanza comercial, que debía servir para acumular reservas, se evaporó con pagos de deudas a organismos multilaterales y del sector privado, intervención en el mercado de cambios y contención de la brecha cambiaria mediante compra y venta de bonos, algo que el BCRA dejó de hacer recién el día posterior a las elecciones generales.

El Gobierno cree que el acuerdo con el Fondo per seayudará a mejorar eso que el mismo FMI reclama para llegar al entendimiento: la acumulación de reservas. En la lectura oficial, la renegociación cambiará las expectativas. Un cambio de expectativas desactivaría el anticipo de importaciones -que cerrarán el año en niveles récord-, devolverá el crédito comercial al sector privado -que durante este año y el anterior canceló obligaciones en moneda dura-, atraerá inversiones privadas y liberará créditos de otros organismos internacionales. Además, según dejó trascender el ministro de Economía, Martín Guzmán, la negociación comprende recuperar los vencimientos de capital que el Gobierno saldó en septiembre y este miércoles 22.

banner pag web (4)

Te puede interesar