Vacuna "vegetal": es 75,3% eficaz para prevenir casos sintomáticos de la variante Delta

El País 07 de diciembre de 2021
F5608A07-B0CD-4431-9BEE-BC6E3D5B52D8

La vacuna llamada "vegetal" demostró ser 71% eficaz en prevenir casos sintomáticos de CoVid-19 en el ensayo de fase 3 que llevaron a cabo los dos laboratorios que la producen, el canadiense Medicago y el británico GlaxoSmithKline (GSK). Así lo revelaron este martes con un comunicado oficial conjunto. "Es una vacuna eficaz, muy eficaz. Ese 71% es un resultado global, contemplando que la mayoría de los casos son de variante Delta.

Se estudió con casi todas las variantes -no la Ómicron- ya en circulación. No hubo ni hospitalizaciones ni muertes en los casos de voluntarios que fueron analizados: 100% eficaz en prevenir esas instancias", suma Gonzalo Pérez Marc, el médico que encabezó la sede que la investigación tuvo en el Hospital Militar Central de Buenos Aires, donde pusieron el brazo casi 7.800 de los 24.134 voluntarios que tuvo el ensayo a nivel global.

En febrero, mediante una publicación en The Lancet y antes de que algunas de las variantes más contagiosas estuvieran en circulación, el Instituto Gamaleya de Rusia había publicado que la eficacia de Sputnik V en prevenir casos sintomáticos alcanzaba el 91,6%. Más acá en el tiempo, en agosto, Astrazeneca/Oxford anunció que su desarrollo Pfizer era 93% eficaz en prevenir hospitalizaciones por la variante Delta, y Pfizer-BioNTech anunció en octubre que su vacuna era 90% eficaz en prevenir hospitalizaciones por casos de CoVid-19. 

"La vacuna que investigamos no tuvo casi eventos adversos. El que más se repitió fue dolor en el sitio de la inyección. No hubo ningún evento de los de grado 4, que son los más graves, y casi ninguno de los de grado 3, que pueden ser fiebre muy alta o infección de la herida", detalla Pérez Marc. En su comunicado oficial, los laboratorios sostuvieron que los casos de fiebre leve fueron menores al 10% de los inoculados.

La llamada vacuna "vegetal" es una fórmula basada en una plataforma tecnológica que, hasta que empezó a investigarse, no se había usado para el CoVid-19, aunque sí se implementó para el ébola y para la gripe H1N1. Depende de una planta -más precisamente de la Nicotiana Benthamiana, originaria del norte de Australia- para que tenga lugar el proceso que hace que una proteína devenga en una partícula similar al virus que la vacuna combate. Esa proteína, luego extraída de la planta, se combina con un "adyuvante" -aportado por GSK-, que multiplica la respuesta inmunológica de la proteína: la mezcla de ambas partes es lo que se inyecta. Se trata de una vacuna que puede ser conservada en un freezer común.

banner pag web (4)

Te puede interesar