Llegó Diciembre y Alberto ¿lo sabe?

El País 01 de diciembre de 2021
El riesgo país superó los 1.900 puntos y el gobierno deambula entre las demandas del FMI y las de la sociedad.
CE41455E-CC82-4B9F-BC80-613F3EE07C62

Diciembre en Argentina tiene un aroma especial. A las máximas meteorológicas,que pronostican días más largos y calurosos, hay que agregarle las políticas, que anticipan protestas y plantean la probabilidad de cortes de suministro eléctrico y transporte. A la par de la temperatura aparece la cotización del dólar y hasta el riesgo país, índices que en otros países no forman parte de la conversación. Para colmo este mes se cumplirán 20 años de la última gran crisis y no hará falta mirar documentales para entender eso de la escasez de dólares, la deuda con el FMI y la pobreza en cifras insoportables. Pero paciencia, diciembre recién empieza y, por suerte, termina.

En diciembre también es costumbre rendir materias pendientes que durante el año no pudieron ser aprobadas. Algo así le pasará al ministro de Economía que busca cerrar la renegociación de la deuda argentina con el FMI antes de fin de año y para eso busca la aprobación de la CGT y luego del Congreso. Hoy Guzmán visitará los gremios para adelantar algunas condiciones del acuerdo. Ahí ya sabe que encontrará respaldo, pero luego tocará la exposición en el parlamento donde el gobierno ya no tiene mayorías. Alberto Fernández se reunió con Sergio Massa para trazar la agenda legislativa de este último mes del año. Desde el domingo circula una versión sobre un posible acuerdo con el Fondeo, que llegaría después del 20 de diciembre y la posibilidad sobre un financiamiento ruso saudí a la Argentina, que inyectaría aire a las reservas. 

El riesgo país superó la barrera de los 1.900 puntos. La últma vez que había ocurrido fue el año pasado antes del cierre del acuerdo por la deuda privada. Los operadores leyeron la carta de Cristina Kirchner como un lavado de manos en la negociación con el FMI. Pero además influye la falta de definiciones políticas, económicas y cambiarias, así como un contexto mundial pesimista por la variante ómicron del covid. En ese sentido tampoco ayuda que la Reserva Federal de EEUU haya advertido públicamente que la nueva variante de COVID podría frenar la recuperación económica. 

Así lo indicó en su comparecencia ante el comité bancario del Senado, en la que estuvo acompañado junto a la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, en un momento delicado para la economía estadounidense con la inflación en niveles no vistos en 30 años en EE.UU.

"Una mayor preocupación sobre el virus podría reducir la voluntad de la gente para trabajar en persona, lo que ralentizaría el progreso en el mercado laboral e intensificaría los problemas en las cadenas de suministro", dijo Powell.

Como consecuencia, agregó, "los riesgos de una mayor inflación han aumentado". 
En octubre, la inflación interanual se ubicó en EE.UU. en el 6,2 %, y Powell ha insistido en que espera que se modere a partir de mediados de 2022.

 

banner pag web (4)

Te puede interesar