Crece la cuarta ola de coronavirus en Europa mientras miles de personas protestan contra las restricciones impuestas para prevenir los contagios

El mundo 21 de noviembre de 2021
OUGECRTMZBAW3PSH4RJBQUB3YA

Decenas de miles de personas se manifestaron este sábado en Holanda y otros países contra las medidas sanitarias reinstauradas para intentar frenar una nueva embestida de la pandemia de coronavirus.

Europa se enfrenta a una nueva ola de infecciones de covid-19, por lo que varios países han decidido reforzar las restricciones. El viernes, Austria anunció que confinará de nuevo a la población a partir del lunes y que la vacunación anticovid se tornará obligatoria en febrero.

En tanto, en un barrio popular de La Haya, sede del gobierno holandés, varios centenares de personas lanzaron piedras y diversos objetos a la policía, y prendieron fuego a bicicletas.

Oficiales en trajes antimotines arremetieron contra los manifestantes y usaron un cañón de agua para apagar un incendio en una transitada intersección.

MLHATHOJXGANW5R7N3UG5HVCVM

La policía detuvo a varias personas en el barrio popular, un día después de que el país vivió una ola de protestas, en su mayoría pacíficas, constataron periodistas de la AFP.

El puerto de Róterdam registró episodios de violencia en las protestas del viernes, cuando dos personas resultaron heridas y 51 detenidas en los enfrentamientos.

Holanda volvió a aplicar la semana pasada un confinamiento para enfrentar el incremento de casos de covid-19, con una serie de restricciones sanitarias que afectan especialmente al sector de bares y restaurantes, que deben cerrar a las 20H00.

El gobierno proyecta ahora prohibir el acceso a algunos lugares para quienes no se han vacunado, especialmente bares y restaurantes.

En Viena, 35.000 personas según la policía salieron a la calle, convocadas por el partido de extrema derecha FPÖ, aunque su líder, Herbert Kickl, no acudió por dar positivo al virus.

XKBVPPHHPA7FX4U565EISMZJWE

Con pancartas denunciando “la corona-dictadura” y eslóganes como “no a la división de la sociedad”, la multitud se reunió en el corazón de la capital austriaca, cerca de la cancillería.

La protesta se desarrolló bajo fuerte vigilancia policial, ya que las fuerzas del orden temían la llegada de vándalos, militantes neonazis y del movimiento identitario, de extrema derecha.

El viernes por la noche, en Róterdam, en el suroeste de Holanda, una manifestación contra las restricciones adoptadas para frenar el virus terminó en graves disturbios.

Durante la protesta, se declararon incendios en varios lugares, se lanzaron fuegos artificiales y la policía efectuó varios disparos de advertencia.

En total, 51 personas fueron detenidas y siete resultaron heridas, incluyendo policías, según las fuerzas de seguridad.

banner pag web (4)

Te puede interesar