Mujeres que pelearon en Vuelta de Obligado serán reconocidas 176 años después de la batalla

Sociedad 20 de noviembre de 2021
9AAEAC2E-F6C2-4F9C-A403-A51AF898050D

Una placa dedicada "a las mujeres protagonistas de las luchas en defensa de la soberanía" se instalará este sábado en el parque histórico Vuelta de Obligado, sobre las barrancas del río Paraná, para recordar a las mujeres anónimas que combatieron contra la flota anglofrancesa el 20 de noviembre de 1845, algunas de ellas muertas en batalla, cuyos nombres se olvidaron o están inmersos en el debate historiográfico a partir del rescate de la transmisión oral, entre ellas Petrona Simonino, lugareña de San Nicolás.

La iniciativa de realizar un homenaje a las paisanas, criollas y afrodescendientes, voluntarias que en buena medida formaban parte de lo que por entonces se llamaba "bajo pueblo" y que lucharon contra los buques de guerra ingleses y franceses desde las fuerzas auxiliares de la Confederación, surgió del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires.

La participación de esas mujeres en el enfrentamiento contra las dos potencias más poderosas de la época está registrada en documentos históricos, como el parte que el segundo jefe de la Confederación argentina que estaba al mando del combate, el coronel Francisco Crespo, envió al edecán de Juan Manuel de Rosas al día siguiente de la batalla.

En el anteúltimo párrafo del texto escrito desde el campamento de las fuerzas del Departamento del Norte de la provincia de Buenos Aires, Crespo redactó: "También han muerto con heroicidad varias virtuosas mujeres, que se mantuvieron en este sangriento combate, al lado de sus esposos, hijos o deudos, socorriendo a los heridos, y ayudando a los combatientes en la defensa del honor argentino".

El novelista, médico e historiador Mario "Pacho" O'Donnell dedicó uno de sus libros ("La Gran Epopeya", publicado en 2010) a investigar y narrar el desigual combate, que comenzó el 20 de noviembre de 1845 a las 8:43 en un recodo del Paraná, donde el río se hace más angosto, a la altura del paraje de Obligado, 30 kilómetros al norte de San Pedro.

Otras iniciativas que han hecho su aporte para recordar a quienes parecen "borrados" de la historia provienen de la investigación sobre el terreno, como la desplegada por el Proyecto de Arqueología Histórica y Estudios Pluridisciplinarios de la Universidad Nacional de Luján.

Desde hace años, un equipo dirigido por el doctor en Arqueología Mariano Ramos realiza un relevamiento terrestre y subacuático en el famoso recodo del Paraná y en las dos orillas que fueron escenario de la batalla, lo que en agosto de 2020 permitió localizar "in situ" siete eslabones originales de las cadenas que se cruzaron entre Buenos Aires y Entre Ríos para impedir el paso a los barcos ingleses y franceses.

Una de las integrantes de ese equipo es la antropóloga Alejandra Raies, quien este sábado llegará otra vez hasta el parque histórico natural "Vuelta de Obligado" para participar del homenaje a las mujeres de los poblados de San Nicolás y San Pedro que combatieron allí y, finalizada esa actividad, para continuar las tareas de excavación que se desarrollan en el lugar.

"La placa que se va a poner es en conmemoración de siete mujeres, pero las que participaron en la batalla deben haber sido muchas más, lo que pasa es que la historia nunca pone los nombres. Lo que está claro, y lo demuestran los documentos, es que en Obligado las mujeres cargaron pólvora, pelearon a caballo y en las baterías, estuvieron en la línea de fuego", contó a Télam Raies, quien se especializó en arqueología en la Universidad de Rosario pero vive en Ituzaingó.

banner pag web (4)

Te puede interesar