Portugal prohibió que jefes llamen y mensajes a sus empleados fuera del horario laboral

Sociedad 12 de noviembre de 2021
04347BD1-16A1-4266-AFE4-921AAA3E69A6

Portugal aprobó una ley que constituye un gran respaldo a la modalidad remota de trabajo que tomó mucha fuerza durante la pandemia. Se trata de la prohibición a los empleadores y jefes a llamar y enviar mensajes de texto a sus empleados después de culminar sus horarios de trabajo. 

El texto, establece que “el empleador debe respetar la privacidad del trabajador”, incluidos los períodos de descanso y tiempo en familia. De acuerdo con la norma, toda violación continúa constituye un delito “grave” y podría resultar en una multa.

Bajo las nuevas reglas, los empleadores podrían enfrentar sanciones por comunicarse con los trabajadores fuera del horario de oficina.

Pero las enmiendas a la legislación laboral de Portugal tienen límites: no se aplicarán a empresas con menos de diez empleados. Los empleadores también tienen prohibido monitorear a sus empleados mientras trabajan en casa.

Sin embargo, los diputados portugueses rechazaron una propuesta para incluir el llamado “derecho a desconectarse”, el derecho legal a apagar los mensajes y dispositivos relacionados con el trabajo fuera del horario de oficina.

La medida también estipula que los empleadores son responsables de proporcionar a los trabajadores las herramientas adecuadas para realizar su trabajo de forma remota.

Además, los gastos domiciliarios, como electricidad o el internet, también deberán ser cubiertos por el empleador si se registrara un incremento como resultado del trabajo en casa. Esto no aplica para servicios como el agua, que pueden cancelar como gastos comerciales

Portugal se convierte así en el primer país europeo en modificar la legislación relativa al teletrabajo —aunque en realidad afecte a todos los trabajadores portugueses— como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

banner pag web (4)

Te puede interesar