El hotel cordobés que atrae a turistas por estar "embrujado"

El País - Córdoba Beat 10 de noviembre de 2021
8709442F-9C16-48C5-881D-65BFF4DC5DDB

Si hablamos de Miramar de Ansenuza, hablamos del Gran Hotel Viena: una edificación que llama la atención por su tamaño a orillas de la Laguna Mar Chiquita.

Este lugar fue único para la época: fue inaugurado en 1945 luego que inmigrantes alemanes se instalaran en la zona y decidieran comenzar su construcción. Tenía desde banco hasta correo, central telefónica y un surtidor de combustible.

Era un hotel especializado en salud. Había médicos las 24 horas y con varios servicios como fangoterapia. 

La disposición del hotel estaba dividida por clases sociales, a donde cada una tenía sus comodidades. Cada habitación tenía una sola cama con calefacción central, algo inédito también para la época. El hotel fue abandonado luego de laSegunda Guerra Mundial. 

El hotel fue confiscado y luego devuelto a la familia. Sufrió inundaciones -que se llevaron mucho del mobiliario y que dejó sus paredes en ruinas-, saqueos y otras tropelías. Hoy la Asociación Civil Amigos del Museo Gran Hotel Viena mantiene el lugar. 

La inundación del 78' se llevó prácticamente el 90% de la infraestructura hotelera que tenía la localidad, dejando al Viena como un testigo único.

Actividad paranormal

"Hay algunos fantasmas", dice Patricia Zapata, quien tiene 50 años y se encarga  de hacer las visitas guiadas.

La habitación 106 es considerado el sitio con mayor actividad paranormal de Sudamérica. El lugar fue visitado por varios especialistas que sacaron una foto y que registraron a una mujer sentada en la cama. Sin embargo, según Patricia, la más activa es la 110.

Otro de los relatos que recorre el edifico es el de la visita del ex presidente Juan Domingo Perón y su relación con el gobierno alemán. Una mujer, que era ayudante de cocina del hotel y que murió a sus 101 años, le tocó presenciar una de sus visitas cuando era vicepresidente. Si bien no se sabe con quién se reunió en el lugar,  dicen que lo hizo con 12 personas.

Según la ex trabajadora del lugar, un día vio tres vehículos negros estacionados en el jardín del hotel del cual bajó un hombre vestido de traje blanco. Saludó a todos los trabajadores que lo esperaban en el lugar. 

"Muy buen mozo", contó Patricia que dijo la mujer con quien tuvo la oportunidad de hablar. Fue durante el cierre de campaña de 1945.

8D0239EB-7EA0-432F-801F-64A3EF01AEA9

Las visitas son los martes y jueves a las 15 y las 16. Sábados y domingos a las 10 y 11 hs; y a las 15 y 16. Los sábados se pueden hacer visitas nocturnas a las 20.

banner pag web (4)

Te puede interesar