Con el agua por las rodillas

El mundo 09 de noviembre de 2021
La cumbre de Glasgow llega a la encrucijada: punto de inflexión o caída en el cinismo climático. Mientras tanto, un ministro de Tuvalu denuncia el impacto de la crisis climática en su isla.
494BAABE-D083-4609-868F-F2378A64A00B


El ministro de Asuntos Exteriores de Tuvalu, Simon Kofe, se metió en el mar para dar su discurso en la Cumbre del Clima de Glasgow. Kofe, con traje, atril y también con el agua hasta las rodillas, buscó mostrar así el impacto del cambio climático en su isla.

"La declaración yuxtapone el escenario de la COP26con las situaciones de la vida real a las que se enfrenta Tuvalu debido a los impactos del cambio climático y la subida del nivel del mar, y pone de relieve la audaz acción que Tuvalu está llevando a cabo para abordar las cuestiones tan apremiantes de la movilidad humana en el marco del cambio climático", aseguró Kofe sobre su mensaje de video a la conferencia.

El vídeo fue grabado por la cadena pública TVBC en el extremo de Fongafale, el principal islote de la capital, Funafuti, según un funcionario del Gobierno.

El discurso se reprodujo en la COP26 en el acto "Construcción de un enfoque regional integral de la movilidad climática: enseñanzas del programa de Migración por el Cambio Climático y Seguridad Humana en el Pacífico (PCCMHS)".

Tuvalu fue uno de los tres únicos países de las islas del Pacífico, junto con Fiji y Palau, que envió a sus líderes a Glasgow para la Cumbre, debido a las dificultades provocadas por la pandemia. Esta falta de representación preocupó a los países de la zona, ya que ellos serían de los más afectados por la crisis climática.

banner pag web (4)

Te puede interesar