Un Tribunal de EE.UU. suspendió la vacunación obligatoria impuesta por Biden

El mundo - América Beat 08 de noviembre de 2021
Es una derrota del presidente en su intento de convencer a todo a sus país de inmunizarse contra el Covid.
83F589CE-E5B5-40E7-A211-35822EEFAAA7

Un tribunal federal de apelaciones de Estados Unidos suspendió la obligación de vacunar a los empleados de empresas de más de 100 personas, instaurada por el presidente Joe Biden, mientras examina posibles "graves problemas constitucionales".

La medida del presidente estadounidense implica que decenas de millones de empleados sean vacunados contra el coronavirus antes del 4 de enero, bajo pena de tener que someterse a pruebas regulares.

En su decisión,  la Corte de Apelaciones del 5° Circuito de Estados Unidos dictaminó que los demandantes habían "dado argumentos que sugerían que existen graves problemas constitucionales y procesales" con el texto del gobierno. Por lo tanto, la medida queda "suspendida", en espera de que el tribunal la examine.

"Podremos desafiar el abuso de poder inconstitucional de Biden en la corte", escribió en Twitter el gobernador de Texas, Greg Abbott.

6F11FC10-4DB4-4677-8AA3-AD6969982621

"El presidente no impondrá procedimientos médicos al pueblo estadounidense sin los controles y contrapesos que ofrece la constitución", dijo el fiscal general de Luisiana, Jeff Landry, en un comunicado.

Anunciada a mediados de septiembre, fue adoptada esta semana por el gobierno e inmediatamente impugnada en los tribunales por al menos 27 estados del país.

Esto supone un gran revés para Biden, quien acababa de lograr su primera gran victoria legislativa con la adopción en el Congreso el viernes de su plan de inversión en infraestructura.

"La vacunación es el mejor camino para salir de esta pandemia", había dicho Biden en un comunicado publicado el jueves, indicando que habría "preferido evitar esta obligación" destinada a afectar a más de dos tercios de la mano de obra del país.

"Demasiadas personas siguen sin vacunarse para que podamos salir definitivamente" de la pandemia, estimó.

El texto suspendido deja al empleador tomar las medidas que considere adecuadas, incluyendo sanciones, contra quienes se resisten a las vacunas y las pruebas regulares. Las empresas que no quisieran implementar la obligatoriedad se exponen, según la norma a una multa de entre 13.000 a 136.000 dólares.

banner pag web (4)

Te puede interesar