De Roma con amor: Alberto consiguió el respaldo del G20 a los planteos argentinos ante el FMI

El País 01 de noviembre de 2021
El comunicado del G20 apoyó los reclamos argentinos ante el FMI: revisar las sobretasas y crear un fondo pospandemia. Los detalles.
5169EAB5-F6EC-44C2-8EBD-5651DB8B28DF

Una victoria política contundente que puede allanar definitivamente las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) fue lo que consiguió el presidente Alberto Fernández en el documento final de la cumbre del G20 que se celebró este fin de semana en esta ciudad. 

Alberto llegaba a Roma con un objetivo central: conseguir que ese texto incluyera una recomendación para que el FMI generara un fondo de resiliencia para “reducir los riesgos para la futura estabilidad de la balanza de pagos” en la pospandemia y que revisara la política de sobrecargos. El G20 atendió los dos pedidos.

"Estoy satisfecho porque los objetivos que nos fijamos los logramos", celebró Alberto Fernández ayer por la noche. Se refería al resultado de su participación en la reunión del G-20 en Roma que concluyó con la firma de un documento que incluye los pedidos de su gobierno al FMI: que se revisen los sobrecargos que cobran a los países deudores con economías más débiles y la recomendación de crear un fondo de resiliencia para asistir a esos países. El respaldo es muy importante, pero no garantiza los resultados de una negociación con el Fondo que atraviesa días decisivos. 48 horas después de la reunión entre Alberto Fernández y Kristalina Georgieva, volverán a juntarse autoridades del organismo internacional con el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.

Probablemente allí los técnicos del FMI soliciten garantías y detalles más concretos sobre el plan argentino para completar el repago de los 44 mil millones de dólares que le prestaron al gobierno de Cambiemos. También es probable, que le pidan agendar una fecha antes de fin de año para enviar una misión al país para seguir negociando ya con los resultados de las elecciones puestos y sus efectos procesados (no sea cosa que sigamos pendientes de la interna pública del Frente de Todos). Se entienden las dudas del FMI si hasta dentro del oficialismo hay incertidumbre por las elecciones y se las espera con miedo.

A ese punto vital se agregó, además, otro, que también fue parte de una propuesta del mandatario argentino: que el G20 sugiera la creación de un fondo de resiliencia con la meta de asistir a los países más vulnerables. En esta línea hubo otro elemento que reforzó esta solicitud: la devolución al FMI por parte de los países más ricos de unos u$s 100.000 millones en Derechos Especiales de Giro (DEGs) de un total de u$s 650.000 millones que fueron emitidos por el FMI para hacer frente al impacto de la pandemia. Esos recursos, y otros cedidos por las potencias globales, podrían ser redistribuidos para los países en problemas, entre ellos la Argentina. La idea fundamental es que como los países más poderosos son, al mismo tiempo, los mayores accionistas del FMI, éstas naciones recibieron proporcionalmente mayor cantidad de ingresos en DEGs y paradójicamente no los necesitan.

banner pag web (4)

Te puede interesar