La tormenta perfecta

El mundo 15 de octubre de 2021
Congestión en puertos, productos que no llegan, escasez de materias primas y empresas que frenan la producción amenazan la recuperación económica pospandemia.
4C04B3FB-0715-4E78-A4F9-4E8B3A467484

El repunte en la actividad económica tras el fin de las restricciones en el mundo chocó contra una nueva crisis: la escasez en la cadena de suministros de insumos y materias primas. Las empresas no encuentran trabajadores, barcos, ni combustibles, lo que amenaza la incipiente recuperación de la economía mundial.

En un informe de Moody's, se explica que los controles fronterizos, las restricciones, la falta de disponibilidad de un certificado global y la demanda reprimida se combinaron para crear “una tormenta perfecta”. De acuerdo al informe, “la producción mundial se verá obstaculizada porque las entregas no se realizan a tiempo, los costos y los precios aumentarán y el crecimiento del PBI en todo el mundo no será tan sólido”. 

Esta semana, el presidente Biden le pidió al sector privado que ayude a aliviar los bloqueos en la cadena de suministros que amenazan con alterar las ventas en temporada navideña en EEUU. El puerto de Los Ángeles y el de Long Beach comenzarán las operaciones 24 para descargar los barcos que esperan en alta mar.

El FMI redujo sus previsiones de crecimiento para este año por el impacto de la pandemia prolongada. Alemania, por ejemplo, recortó ocho décimas el crecimiento esperado para este año por la crisis de suministros. 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ya rebajó el martes su pronóstico de crecimiento de Estados Unidos para 2021 en un punto porcentual, el máximo para cualquier economía del G7.

Los cuellos de botella en la cadena de suministro han provocado la escasez de toda una serie de bienes y un aumento astronómico de los costes de envío, que están haciendo subir los precios al consumidor, resaltó el FMI.

En tanto la inflación en fábricas en China llegó a niveles récord, mientras la segunda economía del mundo lidia con una crisis energética y crecientes problemas de deuda.

Las empresas que se abastecen de mercancías en China ya están luchando con la congestión de los puertos, el aumento de las tarifas de los fletes y los retrasos. El aumento de los precios y la reducción de la producción podrían suponer más problemas para las cadenas de suministro mundiales, que se encuentran en tensión extrema.

La encuesta de directores financieros, publicada este jueves, y elaborada por la Escuela de Negocios Fuqua de la Universidad de Duke y los Bancos de la Reserva Federal de Richmond y Atlanta estima que la mayoría de los problemas no se solucionarán hasta la “segunda mitad de 2022 o más tarde”, según un comunicado de prensa.

Además de la accidentada cadena de suministro, los ejecutivos dijeron que la contratación es una “preocupación aún más apremiante”. Alrededor del 75% de los encuestados afirmaron que sus empresas tienen dificultades para cubrir los puestos vacantes, lo que está llevando a la mayoría de ellas a aumentar los salarios en torno al 10% para cubrir las vacantes.

En todo el mundo, los puertos están congestionados como consecuencia del rápido repunte de la demanda de productos básicos y mercancías, a medida que gran parte de la economía mundial se ha recuperado de la pandemia. A su vez, los costos de transporte se han disparado, y las empresas que quieren transportar mercancías tienen dificultades porque no hay suficientes barcos o contenedores disponibles.

Mientras tanto, los precios aumentan para los consumidores. Una tormenta perfecta.

banner pag web (4)

Te puede interesar