El método catalán para revertir la derrota

Política 10 de octubre de 2021
"La vida que queremos" fue al archivo y llegó la "campaña del Sí", mostrando varios "pedidos" en distintos escenarios.
95DC35C3-67E0-4CBC-90AB-523ABCBB491F


Nueva estrategia. El catalán Antoni Gutiérrez Rubí asesoró a Cristina en 2017. La convenció de “duranbarbanizar” su campaña para senadora, moderando su discurso, con música festiva en los actos y con un escenario central al nivel del público. No le alcanzó: terminó perdiendo frente a un desconocido Esteban Bullrich por 350 mil votos, la misma diferencia por la que ahora cayó el oficialismo bonaerense.

En 2018 comenzó a asesorar a Massa. Un año después, cuando el tigrense se postulaba para Presidente, le recomendó lo contrario que a Cristina: dejar la moderación de lado, salir de la “avenida del medio” y endurecer el discurso para quitarle al kirchnerismo una parte del voto anti Macri.

Conocedor de la ex presidenta, confiaba en que ella finalmente se bajaría de la contienda entendiendo que cualquier alternativa era mejor que la reelección de Macri. Y sabía que Massa no tendría problema en sentarse a negociar con la mujer a la que tanto había combatido. Incluso, llegaron a esbozar una idea de gabinete en la que los massistas compartirían ministerios con La Cámpora.

Ahora, tras la derrota de las PASO, le preguntaron a Massa si podían contar con los servicios del catalán.

Desde entonces, lo que actúan los candidatos oficialistas y el propio Presidente está guionado por su “método”.

Gutiérrez Rubí tiene 61 años, es afable y culto, de hablar rápido y citas ocurrentes. Es dueño de una consultora con sede en Barcelona, pero con actividad principal en América latina. Comparte con muchos de sus colegas el arte de la seducción: agobiados por la incertidumbre de la realidad, los políticos pagan bien por ese tipo de certezas marketineras que supuestamente los conducirán al éxito. Y a veces lo logran.

Esta es la esperanza del oficialismo. Cambiar el eslgan de “La vida que queremos” de las PASO por el “Sí” del actual discurso oficial con la intención de transmitir optimismo y confrontarlo con la mirada “negativa y pesimista” de la oposición.

banner pag web (4)

Te puede interesar