¡Los clásicos nunca fallan!

Tendencias 09 de octubre de 2021
Comedias románticas infaltables para maratonear el fin de semana. En Netflix se pueden encontrar varias de las películas más aclamadas de los ’90 y 2000, que llevaron a lo más alto de la escena a sus protagonistas y los convirtieron en íconos de una época.
1DE1A3D5-C1F3-490B-8BC6-5504ED3ADD6A

A pesar de la constante producción de contenido para captar audiencia y ganar la guerra por el streaming, los clásicos nunca fallan y el público sigue eligiendo algunos productos tradicionales. Entre los géneros que siempre vuelven aparecen las comedias románticas. 

En Netflix se pueden encontrar varias de las películas más aclamadas de los ’90 y 2000, que llevaron a lo más alto de la escena a sus protagonistas y los convirtieron en íconos de una época. 

Actores y actrices como Julia Roberts, Hugh Grant, Adam Sandler, Drew Barrymore, Kate Hudson y Matthew McConaughey son las caras de las películas imprescindibles cuando se trata de comedias románticas clásicas.

Un lugar llamado Notting Hill (1999)

Ella, una súper estrella de Hollywood codiciada. Él, un librero de bajo perfil de Notting Hill. Julia Roberts y Hugh Grant se ponen en la piel de Ana Scott y William Thacker para darle vida a una de las historias de amor más recordada de los ’90. La película, estrenada en 1999, dura 2 horas y 33 minutos y tiene como cortina musical “She”, canción que se volvió un clásico romántico.

La ficción narra la historia de estos dos personajes, que se lanzan a un romance con pocas probabilidades de éxito. Imprevistos, complicaciones por la fama de ella y anécdotas en un pequeño barrio de Londres son los condimentos que hacen a la historia.

Cómo perder a un hombre en diez días (2003)

Una periodista promete conquistar y perder a un hombre en diez días para escribir un artículo, pero elige un mal candidato: un galán que hizo la apuesta inversa, y jura poder enamorar a una mujer en el mismo período de tiempo. Comprometidos con sus promesas, harán lo imposible para lograr sus cometidos pero tendrán un difícil obstáculo: el amor que se interpone entre ellos.

Mentiras y corazones rotos, y hasta una escena en el típico puente de Brooklyn le darán a esta historia protagonizada por Kate Hudson y Matthew McConaughey los elementos esenciales para construir un romance hollywoodense. Dura 1 hora y 56 minutos y su director es Donald Pietre.

Como si fuera la primera vez (2004)

Cada día, Henry Roth (interpretado por Adam Sandler) pone a prueba su amor por Lucy Whitmore (Drew Barrymore ) conquistándola nuevamente dado a que ella sufre pérdida de la memoria a corto plazo y no puede recordar nada de lo que sucedió horas antes.

Arreglándoselas para sorprenderla cada vez, el personaje de Sandler prepara distintas salidas románticas mientras lidia con el dolor de no ser reconocido por su pareja. Estrenada en 2004, dura 1 hora y 39 minutos y fue dirigida por Peter Segal.

Orgullo y prejuicio (2005) 

Si de clásicos se habla, Orgullo y prejuicio aparece primera en la lista. La película es una adaptación de la tradicional novela del siglo XIX de Jane Austen, una de las grandes obras de la autora. Con ambiente y vestuarios de época, es un romance marcado por el drama.

La trama parte de los Bennet, una familia inglesa de clase baja con cinco hijas mujeres. Tal como sucedía en esa época, la mayor preocupación de su madre era lograr casarlas con hombre ricos para que tuvieran un futuro próspero.

Pero Elizabeth, la protagonista interpretada Keira Knightley y revolucionaria para su contexto, encuentra diversos motivos para no contraer matrimonio y tendrá una actitud distante con el Sr. Dracy (Matthew Macfadyen), que se muestra apático y frío pero que logrará ablandarse gracias a ella.

La película dura 2 horas y 6 minutos. Se estrenó en 2005 y fue dirigida por Joe Wright. Para muchos críticos, es la mejor adaptación de la novela homónima llevada al cine.

banner pag web (4)

Te puede interesar