La lava del volcán de La Palma llega al mar

Sociedad 28 de septiembre de 2021
Las nubes tóxicas, que genera al contacto con el agua, son la gran preocupación de las autoridades, que han fijado un perímetro de exclusión.
39C1BF6C-BB9B-4886-8636-C61743922CFF


La lava del volcán de La Palma ha llegado al mar en la costa del municipio de Tazacorte en torno a las 11 de la noche, hora canaria, alrededor de la zona conocida como la Playa de los Guirres (también conocida como Playa Nueva), según han podido comprobar testigos del evento y ha confirmado el alcalde, Juan Miguel Rodríguez. 


El contacto de la lava con el mar ha creado la emanación de un humo negro que está entrando en tierra a causa de los vientos que de noche van del mar a la tierra. El mar tiene poca profundidad en esa zona, lo que provocará que se cree una nueva plataforma con relativa rapidez.

La lava del volcán de La Palma ha llegado al mar en la costa del municipio de Tazacorte en torno a las 11 de la noche, hora canaria, alrededor de la zona conocida como la Playa de los Guirres, según han podido comprobar testigos del evento y ha confirmado el alcalde, Juan Miguel Rodríguez.

El contacto de la lava con el mar ha creado la emanación de un humo negro que está entrando en tierra a causa de los vientos que de noche van del mar a la tierra. El mar tiene poca profundidad en esa zona, lo que provocará que se cree una nueva plataforma con relativa rapidez.

Desde que superó la Montaña de Todoque, la lava ha acelerado su camino debido a lo escarpado del terreno y ha devorado a su paso numerosas plantaciones de plataneras que aprovechaban la fértil tierra de la zona.

La desembocadura del magma en el océano es un fenómeno que preocupa a las autoridades desde el momento en que la erupción comenzó el pasado domingo 19 de septiembre, porque su reacción con el agua salada provoca nubes tóxicas. El único fallecido por el volcán de Teneguía en 1971, de hecho, murió a causa de la inhalación de estos gases. Por ese motivo, el dispositivo de Protección Civil se ha intensificado, porque “puede generar explosiones y emisión de gases nocivos”, según el comité de crisis (Pevolca).

El camino de la lava hacia al mar, un destructor viaje de diez días de duración de unos 50 millones de metros cúbicos de lava, ha sido errático e impredecible. Tras unos días de desaceleración, la colada de lava se reactivó el pasado domingo, día en el que incrementó la velocidad en su avance hacia el mar, una semana después del inicio de la erupción del volcán. Esta situación obligó a decretar de urgencia, a medianoche, el confinamiento de cuatro núcleos poblacionales por el peligro de emanaciones de gases tóxicos por la interacción del material magmático con el agua marina, ante la posibilidad de que la colada llegara al mar en las próximas horas en la zona costera de Tazacorte, según el plan de emergencias.

banner pag web (4)

Te puede interesar