La recaudación volvió a crecer, luego de dos meses de caída

Economía 02 de septiembre de 2021
Con respecto a julio pasado, la recaudación impositiva subió en agosto el 7,7 %.
0E483CED-175C-464F-8273-13B79D360A29

Luego de dos meses de caídas al hilo, la recaudación tributaria volvió a mostrar una mejora durante agosto. El crecimiento en la comparación contra la prepandemia, es decir contra agosto del 2019, fue de 2,6% real. Una buena noticia para el fisco, que también tiene un tinte positivo en términos de señal de lo que viene ocurriendo en el consumo y la actividad. En ese sentido, cabe destacar que, aunque el IVA DGI cayó 10,6% real, eso es una desaceleración respecto a la previa. 

Ganancias hizo un gran aporte durante agosto y, en algún sentido, salvó las papas. Lo que en junio fue el motor de una mala noticia, en agosto jugó a favor. Y es que en el cierre del primer semestre Afip había postergado el vencimiento del saldo de Declaraciones Juradas de Personas Humanas de Ganancias, lo que había afectado a la recaudación del mes. Incluso en la comparación contra lo peor de la pandemia había registrado una baja de 3,1% real, en aquel entonces. Ahora, por el contrario, incluso en la comparación con el 2019 prepandémico anotó una mejora de 5,4% real.

Desde el Ministerio de Economía destacaron que ese incremento real se consiguió incluso pese al incremento del piso a $150.000 para trabajadores: “El Impuesto a las Ganancias, que subió 63,9% interanual, creció en términos reales, incluso bajo los efectos de las recientes reformas implementadas para aliviar la carga tributaria de los trabajadores en relación de dependencia. El impacto del incremento en las deducciones personales sobre las rentas de dichos contribuyentes se vio, además, acentuado por la devolución en concepto de diferencias adeudadas de meses pasados”.

Una buena para el empleo y los salarios
Las contribuciones patronales cayeron 6,1% real, siempre en comparación con agosto del 2019. Venía de una caída de 9,6%. Por el lado de los aportes personales, cayeron 5,1%, lo cual sigue siendo una mala noticia, pero había bajado 11,3% durante julio. Ambos datos permiten inferir que, en la dinámica de los últimos meses, se sigue observando, tal como venían mostrando los datos oficiales en los primeros meses, una recuperación parcial del empleo. Semejante trayectoria, desde la reapertura de paritarias, también debería verse en el salario.

banner pag web (4)

Te puede interesar