La tercera ola en Argentina

El País 28 de agosto de 2021
En Casa Rosada esperan el impacto de la variante delta en el corto plazo. Las proyecciones.
EB5E597C-26B5-4FD6-9F07-643A467F22B6

Existe un nivel de incertidumbre sobre el comportamiento del virus, en esta oportunidad la cepa Delta, que es imposible de achicar. Aún sabiendo que los niveles de vacunación han crecido en los últimos meses y que cerca de un 83% de los mayores de 18 años que viven en Argentina tienen puesta, al menos, una dosis de la vacuna.

En el ministerio de Salud, que conduce Carla Vizzotti, creen que la tercera ola llegará a la Argentina a fines de septiembre. Es decir, que la variante Delta comenzará a circular comunitariamente en forma masiva dentro de un mes. Por el momento hay circulación pero es acotada y sectorizada. Aún se puede controlar. Esa contención se va agrietando con el paso de los días.

La cuenta de referencia que utilizan en la cartera sanitaria es la que grafica lo que sucedió en Estados Unidos con la circulación de la Delta. En ese país la circulación comunitaria aumentó un 10% en el primer mes. Al mes siguiente creció del 10% al 60%. Ese crecimiento exponencial es el que esperan para los últimos días de septiembre y los primeros de octubre.

Hasta el momento no hay demostraciones científicas de que la cepa Delta sea más grave que las que ya circularon en Argentina.

Pero hay un margen de dudas que lleva al Gobierno a trazar un plan de acción por si la tercera ola pega con más fuerza de la que se espera. Si los contagios aumentan abruptamente y se mantienen altos durante varios días, la presión sobre el sistema sanitario no se podrá evitar y, en consecuencia, tendrán que tomar nuevas medidas restrictivas.

Lo que tienen en claro en la Casa Rosada es que las medidas que tomen van a ser intermitentes. Similares a las que se tomaron cuando en mayo impactó la segunda ola de COVID-19. Cerrar y abrir, de acuerdo al escenario que haya en el momento. Medidas que no sean prolongadas en el tiempo, para evitar un desgaste en la gente. El #QuedateEnCasa terminó. Ya no se vuelve a esa fase de la pandemia.

El marco electoral no pasa desapercibido. El Gobierno sabe que mejora el humor social si hay más flexibilizaciones y muestra la puerta de salida de la pandemia. En el último mes habilitó las reuniones sociales en espacios cerrados, agrandó el cupo de personas que pueden ingresar al país y anunció el regreso del público a las canchas. Señales de una vida de pospandemia.

Hay un dato que se reconoce por lo bajo en el oficialismo pero que no se puede comprobar. Creen que puede haber más vacunados de los que están registrados. ¿El motivo? Fallas en las cargas de datos de cada provincia al Sistema Integrado de Información Sanitario Argentino. ¿Cuántos? Cerca de 2.000.000 de vacunados.

Un mes atrás en el Ministerio de Salud tenía cuatro temas que marcaban la agenda sanitaria: la intercambiabilidad de vacunas, la vacunación de adolescentes, la aplicación de una tercera dosis y la utilización de un pasaporte sanitario. Los dos primeros ya están resueltos. Los últimos dos aún quedan pendientes y serán analizados en el corto plazo.

banner pag web (4)

Te puede interesar